Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'CQC' prepara un especial en solidaridad con el pueblo saharaui

El informativo de Tele 5 emitirá el reportaje el próximo viernes

Mediante una cadena de favores, Caiga quien caiga convierte el botón de una chaqueta en equipamiento médico para un hospital de Ausserd, uno de los campo de refugiados más desfavorecidos del desierto del Sáhara. Viggo Mortensen, Estopa, José Saramago, Paco de Lucía, Pau Gasol y Antoni Tàpies son algunos de los personajes que han formado parte del proyecto solidario del espacio de Tele 5. CQC mostrará el desarrollo de la iniciativa el viernes 15 de diciembre (21.30) en un reportaje especial de 20 minutos.

Durante un viaje, el reportero Fernando González (Gonzo) tuvo ocasión de comprobar la penuria en la que viven los habitantes de Ausserd. El campo de refugiados cuenta con una nave, con paredes de adobe, que denominan hospital, pero se encuentra en un estado lamentable. "La situación del pueblo saharaui es una vergüenza", denuncia Gonzo, a través del teléfono, desde Ausserd, donde ultima los detalles del especial que les ha llevado cuatro meses de trabajo. "Curiosamente disponen de médicos que estudiaron en Cuba, pero se tienen que cruzar de brazos porque no hay de medios para atender a nadie", explica.

Tanta miseria llevó a Gonzo a idear una cadena de favores. Para ello pidió un objeto a una niña saharaui. Donó un botón. Ya en Madrid "asaltó la calle", según sus propias palabras, en busca de colaboradores. El botoncito se convirtió en un bolígrafo y éste en un periódico, que se cambió por un bonometro, que se intercambió por una bufanda, que a su vez se transformó en un ramo de rosas. Gonzo acudió entonces a su compañera de Tele 5 Carolina Cerezuela. La actriz aceptó el regalo y lo trocó por una botella de vino. Estopa conservó la botella tras regalar a CQC uno de sus discos de platino.

La camiseta de Gasol

Y siguieron los eslabones de tan noble cadena. Así, conocedores de la afición de Pau Gasol por la música del dúo catalán, el equipo del programa visitó al jugador de los Grizzlies de Memphis con el disco de platino, que conservó a cambio de la camiseta con la que ganó el Mundial de Japón 2006. Días después, la camiseta llegó a manos de Viggo Mortensen. El actor cedió el jamón de Guijuelo que iba a regalarle a su madre. El siguiente donante fue el premio Nobel de Literatura José Saramago, que se quedó con el jamón y entregó un manuscrito. Con tan valioso documento, Gonzo se entrevistó con Paco de Lucía, que lo conserva en su biblioteca, tras ceder una de sus guitarras. Después, el pintor Antoni Tàpies decidió guardar la guitarra y se desprendió de una de sus obras. Finalmente, CQC ofreció el cuadro al BBVA, y la entidad dispuso de lo necesario para la adquisición del equipamiento médico, compuesto, entre otros elementos, por 10 camas hospitalarias, un desfibrilador y medicamentos.

Gonzo destaca "la implicación desinteresada de todos los personajes anónimos o relevantes " que han participado. Por su parte, Fernando Lojo, director de CQC, subraya el papel de la televisión como vehículo para "concienciar a los espectadores" y su capacidad "de aportar un granito de arena, aunque suene a tópico". También recalca "el valor sentimental más que económico" de las piezas de trueque. "Contribuir a una buena causa es muy gratificante", añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 2006