Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OCIO

Llega Wii, una consola para revolucionar el juego

La nueva máquina de Nintendo apuesta por un ocio electrónico familiar y sencillo, sin necesidad de manual de instrucciones - El mando sin hilossirve de raqueta de tenis, bate de béisbol o palo de golf, con vibración y sonido - Más barata y ligera que la Xbox 360 y la PlayStation3

El sábado llega a España Wii, la nueva consola de sobremesa de Nintendo que rompe con la concepción tradicional de los videojuegos. Su objetivo es ampliar fronteras, más allá de los 10.000 millones de dólares que este mercado mueve anualmente.

El lanzamiento de la consola Wii es casi simultáneo en todo el mundo, con sólo unos días de diferencia respecto a la venta en Norteamérica (19 de noviembre) y Japón (2 de diciembre). Es la consola más barata de las tres llamadas de nueva generación. Sus 249 euros, el mismo precio de la Game Cube en abril de 2002, están por debajo de los 299 de Xbox 360, lanzada en Navidad de 2005, y son la mitad de los que costará Play Station 3 cuando llegue a Europa en marzo de 2007.

Con Wii, la guerra de las consolas abre un nuevo frente: la batalla por el gran público. Mientras Sony y Microsoft pelean por la alta definición y los gráficos fotorrealistas, Nintendo ha enarbolado la bandera del entretenimiento intergeneracional y sencillo, sin necesidad de un manual de instrucciones junto a la consola.

Luciano Pereña, director general de Nintendo España, cree que "el modelo actual está agotado"; debido a esa idea, su empresa ha apostado por cambiar radicalmente la concepción del ocio electrónico.

Control inalámbrico

Wii ofrece como principal novedad un controlador inalámbrico, llamado Wiimote, con aspecto de pequeño mando a distancia capaz de transmitir a la consola su desplazamiento en el espacio, gracias a sus sensores de movimiento y aceleración. Esto permite que realizando gestos naturales, como los que se harían con una raqueta de tenis o un palo de golf, se controle la acción en la pantalla. De esta forma se pulverizan las barreras de entrada al mundo del videojuego para quienes no logran entender cómo funciona un mando de control tradicional, repleto de palancas y botones. Para mayor realismo, el mando tiene vibración y un altavoz integrados.

Las características técnicas de Wii no sorprenden por su potencia de cálculo; gráficamente ofrece una calidad algo superior a la Game Cube, con resoluciones de pantalla comunes de 480p. Una configuración suficiente para lo que se pretende ofrecer y que permite a Nintendo ganar dinero desde la primera consola que venda, a diferencia de Sony, que pierde más de 300 euros por Play Station 3 vendida.

La filosofía de Nintendo es muy diferente a la de Sony (PlayStation) y Microsoft (Xbox 360). Mientras que estas dos últimas aspiran a que sus máquinas ocupen el ocio multimedia de la familia, con música y cine, Nintendo sólo pretende divertir. La Wii no tiene reproductor de películas. Su objetivo es sólo uno: todo para el juego y sólo para el juego.

A diferencia de los problemas que hay con la PlayStation 3, la consola Wii es compatible con todos los discos anteriores de la consola GameCube, para lo que adicionalmente incorpora en su parte superior cuatro conectores para los mandos de esta consola.

La Wii tiene también la capacidad de ejecutar decenas de títulos antiguos, que serán cientos con el tiempo, de Super Nintendo, Nintendo 64, TurboGrafx y Sega Megadrive. Éstos se comprarán por 5 o 10 euros y se descargarán directamente desde Internet a la memoria de la consola, que tiene 512 MB para almacenamiento, o a una tarjeta SD.

Sí tiene la consola una conexión Wi-Fi, con la que acceder a Internet con el navegador Opera, leer las noticias locales, consultar el pronóstico meteorológico usando un globo terráqueo virtual y comprar juegos clásicos para el servicio Consola Virtual.

Pequeño tamaño

El pequeño tamaño de Wii -como cuatro cajas de DVD- y su funcionamiento silencioso contrastan con la aparatosidad de sus competidoras, tres veces mayores y hasta cinco veces más pesadas. Para el funcionamiento del mando inalámbrico es necesario colocar un receptor alargado, de unos 30 centímetros, delante o encima del televisor.

Al Wiimote se le puede acoplar un controlador adicional mediante un cable llamado Nunchako, formado por una palanca de dirección y dos botones que debe usarse con la otra mano. Este complemento es ideal para los títulos de acción en primera persona, ya que permite mover al personaje con una mano mientras que señalando al televisor se apunta directamente a los enemigos con la otra. Está previsto que en breve aparezcan nuevos adaptadores para el Wiimote que lo conviertan en un volante o una pistola.

Nintendo ha convencido a casi todas las editoras para que apuesten por la nueva máquina, aunque no les ha resultado fácil, ya que, si bien a los diseñadores de juegos les encantó la idea del nuevo mando, los productores sólo le veían limitaciones.

Electronic Arts, Ubisoft, Activision, THQ, Sega, Atari y muchas otras lanzarán tanto juegos específicos para aprovechar las características únicas de Wii como versiones de las novedades que también aparecerán para PlayStation 3 y Xbox 360.

Hay que tener en cuenta que para poder usar algunos de estos títulos multiplataforma será necesario adquirir aparte el mando Classic Controller, que posee todos los botones y palancas típicos de los mandos de las consolas tradicionales.

El éxito de la consola de bolsillo DS ha inspirado Wii, que espera que el revolucionario mando de control inalámbrico iguale las bondades de la pantalla táctil de su hermana menor. Nintendo espera colocar estas Navidad 1,6 millones de consolas de bolsillo DS, la consola que sustituyó los botones por una pantalla táctil. Acertadas creaciones como Nintendogs, perros virtuales, o Brain Training, un entrenador de cerebros para ganar agilidad mental, se encargaron de montarla en los primeros puestos de ventas prácticamente desde que se lanzó. El 40% de su público es mayor de 30 años, y la mitad, mujer. Un panorama impensable hace sólo dos años.

Un 60% más

El objetivo de Nintendo con la portátil DS y la Wii es aumentar notablemente la facturación con un segmento totalmente nuevo de público. La delegación española aspira alcanzar los 200 millones de euros en el presente ejercicio, el 60% más que en 2005.

Un lanzamiento mundial, como es el de Wii, es un reto no exento de inconvenientes. A la complejidad de tener todos los embalajes y manuales en los idiomas de cada países hay que añadir la capacidad de las fábricas para manufacturar las máquinas. El pasado año hubo problemas para abastecer al mercado con Nintendo DS; el reciente lanzamiento de PlayStation 3 en Japón y Estados Unidos, con apenas 800.000 máquinas en total, ha propiciado el retraso europeo y la reventa por precios astronómicos, llegando a costar más de 3.000 euros la consola de Sony en eBay.

Es previsible que muchos establecimientos se queden sin unidades de Wii al poco tiempo de ponerlas a la venta, pero según Ernesto Fernández-Maquieira, director de mercadotecnia, se repondrán en los días siguientes al lanzamiento. Según él, Nintendo espera sostener las ventas hasta convertirse dentro de un año en líder del mercado español en consolas de nueva generación.

Siguiendo la estela

La caza del público normal, el que no es adicto a los videojuegos, ya tiene imitadores. Sony en los últimos meses ha lanzado todo tipo de periféricos que permiten interactuar con la PlayStation 2 sin hacer uso del mando de control tradicional. El pionero, y más sorprendente, fue Eye-Toy, una webcam que traslada la imagen del jugador a la televisión, haciéndole participar en tiempo real con el videojuego con el simple movimiento de su cuerpo.

Otros interesantes aparatos son las alfombras de baile, en las que se controla la acción saltando y pisando ordenadamente los botones de colores con los pies al ritmo de la música que suene. El último grito es la guitarra de juguete para tocar con Guitar Hero. Basta imitar al músico idolatrado para pasar horas de diversión rasgando al son de los clásicos del rock.

Por último, cuatro mandos equipados con un pulsador gigante de color rojo, bastan para montar un concurso televisivo en el salón de casa con el juego de preguntas y respuestas Buzz. Para contraatacar el lanzamiento de Wii, Sony ha iniciado una campaña de publicidad en la que se muestran todos estos aparatos con el lema ¿Quién necesita un mando para jugar?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de diciembre de 2006