Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las segundas opiniones cambian la mitad de los tratamientos del cáncer de mama

La mitad de las pacientes de cáncer de mama que pidieron una segunda opinión a un equipo oncológico multidisciplinar recibieron un cambio en el plan de tratamiento recomendado, de acuerdo con un nuevo estudio del Centro Oncológico Integral de la Universidad de Michigan.

Estos equipos oncológicos multidisciplinares incluyen una red de especialistas de las diferentes disciplinas que tratan el cáncer de mama, como la cirugía, la oncología médica, la radiología y la anatomía patológica. En total, el 52% de las pacientes evaluadas recibieron uno o más cambios en sus recomendaciones quirúrgicas. Los cambios se debieron a que los especialistas en imágenes mamarias interpretaban de manera distinta una mamografía, o los patólogos mamarios interpretaban de manera distinta los resultados de la biopsia.

En algunos casos, las recomendaciones iniciales se cambiaban después de que los oncólogos médicos y los oncólogos radiólogos lo revisaran antes de la cirugía. Los resultados del estudio se publican en la edición del 15 de noviembre de la revista Cancer.

"Un equipo oncológico multidisciplinar que implica el esfuerzo colaborador de múltiples especialidades médicas permite que la opinión y las recomendaciones de los expertos se basen en los descubrimientos de investigación más recientes. Además, las pacientes acuden sólo a un lugar, sin necesidad de visitar por separado a múltiples especialistas", comenta el cirujano Michael Sabel, autor del estudio.

Los autores del estudio descubrieron que a menudo las recomendaciones de tratamiento iniciales no tenían en cuenta las nuevas técnicas quirúrgicas, como aplicar quimioterapia antes de la cirugía para posibilitar la conservación del pecho o hacer una biopsia del ganglio centinela. Al 32% de las pacientes se les cambió el tratamiento recomendado basándose en un enfoque multidisciplinar del tratamiento quirúrgico.

Imágenes radiológicas

Los investigadores descubrieron que los radiólogos habían reinterpretado los resultados de las imágenes en el 45% de los pacientes, en algunos casos identificando segundos tumores no diagnosticados anteriormente. A más de la cuarta parte de las pacientes se les recomendó someterse a otra biopsia. Los radiólogos especializados en imágenes mamarias tienden a detectar más anomalías.

Además, un patólogo especializado en la mama puede distinguir la fase del tumor, lo cual a su vez puede afectar a las recomendaciones de tratamiento. En este estudio, los patólogos del equipo interdisciplinar interpretaron de manera diferente los resultados de las pruebas en el 29% de las pacientes. En algunas, esto supuso un cambio de diagnóstico, y en otras se relacionó con la agresividad del tumor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de diciembre de 2006