Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

No podemos conducir por ti

"No podemos conducir por ti", dice Tráfico en sus anuncios. No queremos que conduzca por nosotros. Parecemos ciudadanos tontos. Queremos conducir cada uno con nuestras obligaciones y derechos. Si nos salimos de las normas, que nos sancionen, pero déjennos ser a cada uno lo que somos: ciudadanos libres. Si merecemos sanción, procedan, y si se han equivocado, tendremos que recurrir.

El director general de Tráfico nos vendió el carnet por puntos como algo que ha triunfado en Europa. Estupendo. Ninguna objeción... pero ¿por qué no imitamos también el cuidado de las carreteras, aunque sean de segundísimo orden, que tienen Francia y media Europa?

¿Ha conducido de noche por nuestras carreteras, señor Navarro? Carreteras que hay que intuir porque no se ve la pintura del arcén, carteles indicadores de dirección que no se ven porque no son reflectantes, lo que obliga a acciones dudosas con el volante, falta de puntos reflectantes en arcenes y barreras de protección, entre otras muchas cosas. No podemos arreglarlas por ustedes.

¿Qué tal fomentar una campaña de acondicionamiento de nuestras carreteras con el mismo empeño que la que están haciendo con respecto al cinturón, alcohol, etcétera? Y no me diga que eso es de otro "departamento". Entiéndanse entre ustedes, que para eso están al servicio del ciudadano.

Y cuando nos den las estadísticas de los motivos de los accidentes, que salgan también los que han sido por el mal estado de las carreteras generales, secundarias o comarcales.

No podemos hacer las estadísticas por ustedes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de diciembre de 2006