Álava registra la presión fiscal más elevada de los tres territorios

La presión fiscal en Álava es la más elevada de las tres provincias del País Vasco, con 5.046 euros por habitante, frente a los 4.498 de Guipúzcoa y los 4.142 de Vizcaya. Un informe del Tribunal Vasco de Cuentas ha comparado las magnitudes financieras de las tres diputaciones correspondientes a 2003 y constata la dificultad de esa labor por no existir datos homogéneos.

El estudio destaca que el índice de presión fiscal -la relación entre los ingresos por los impuestos de cada diputación y la población de su territorio- es mayor en Álava, pero, en cambio, el esfuerzo fiscal -la presión impositiva en relación al PIB por habitante- resulta casi igual en las tres provincias: un 18,3% en Álava y un 18,8% en Guipúzcoa y Vizcaya. Ello se debe a que la riqueza es mayor en Álava.

El índice de endeudamiento financiero, en relación con los ingresos tributarios, es más elevado en Vizcaya, con un 87,2%, frente al 56,7% de Guipúzcoa y el 36,5% de Álava. El informe señala que los datos de Vizcaya serían aún mayores si en la financiación de sus principales inversiones como el metro o el BEC no se hubiese sustituido la opción de la deuda por la de aportaciones y subvenciones de capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 2006.