La policía de Sevilla empieza a multar por la ley 'antibotellón'

La policía de Sevilla ha empezado a patrullar en las zonas de la capital donde no se puede beber en virtud de la ley antibotellón y a poner multas a los jóvenes que infringen la norma. El Ayuntamniento hispalense, gobernado por el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, ha sido el único gobierno de las capitales que ha decidido adoptar esta decisión. El resto va a esperar a que estén en marcha los botellódromos, los espacios en los que los ayuntamientos permitirán beber a los jóvenes.

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), mostró ayer su "satisfacción" por el desarrollo de la primera noche del botellón, el pasado viernes, en el Paseo de los Curas, en cumplimiento de la normativa autonómica. Dijo que el balance es "muy positivo" e informó de que durante la pasada madrugada se dieron cita en el nuevo emplazamiento unos 2.800 jóvenes.

De la Torre agradeció la reacción "muy medida, muy prudente y de colaboración de los jóvenes, que han aceptado de buen grado esta nueva ubicación, que tiene sus ventajas". Asimismo, extendió sus palabras de gratitud a las distintas áreas municipales que han colaborado y que "han puesto mucho esfuerzo para que todo saliera bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50