Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo inversor australiano compra el centro comercial Heron City por 138 millones de euros

Las adquisiciones de complejos de tiendas y ocio en Barcelona suman este año 610 millones

Un grupo australiano integrado por la firma inversora Babcock & Brown y la inmobiliaria cotizada GPT Group se ha hecho con el centro comercial Heron City, ubicado en la zona de Can Dragó de Barcelona, por 138 millones de euros, según informó ayer la consultora CB Richard Ellis (CBRE), que ha intermediado en la operación. Ésta es la tercera compraventa de centros comerciales que se produce este año en la capital catalana. Las adquisiciones de Diagonal Mar, Maremàgnum y Heron City, todas ellas protagonizadas por inversores extranjeros, suman 610 millones.

La promotora británica Heron International abrió hace cinco años el centro comercial y de ocio en Can Dragó, en el distrito de Nou Barris, con el objetivo de arrastrar a público de otras localidades del área metropolitana de Barcelona. Las pretensiones se vieron rápidamente rebajadas, puesto que acabó por convertirse en un centro de proximidad.

Aun así, cuando los propietarios encargaron la venta del centro a la consultora CBRE, ésta recibió cerca de 11 ofertas, la mayoría de grupos y fondos de inversión internacionales. El paquete de Heron City incluye 45 locales que ocupan cerca de 32.000 metros cuadrados de superficie comercial y de espacio dedicado al ocio. Entre otros establecimientos, hay varias tiendas de Inditex, una de Opencor y un multicine de 16 salas operado por Cinesa. Además, cuenta con un garaje de tres plantas con más de 1.600 plazas de aparcamiento.

A pesar de que el centro hasta ahora no ha funcionado como se preveía al principio, varios factores alentaron a los inversores internacionales para hacerse con él. Fuentes del mercado sitúan la rentabilidad inicial de Heron City en torno al 5,5%, no muy alta si se tiene en cuenta que en otros centros se obtiene hasta el 7%. Sin embargo, indican las mismas fuentes, el complejo de Can Dragó encaja con el producto que busca el grupo: centros comerciales en Europa con rentabilidades superiores al 5% que les proporcionen ingresos recurrentes.

La nueva gestión de Heron City, aseguraron otros medios del sector, pasará por aprovechar el flujo de gente que ha supuesto la apertura de El Corte Inglés en la zona y los dos nuevos edificios de oficinas que se han levantado en el entorno.

Otro activo con el que contará el grupo australiano, que ha sido asesorado por Jones Lang LaSalle, es el hotel Ibis, gestionado por la cadena francesa Accor. Se trata de un hotel express, una tipología de establecimiento que resulta muy rentable para la propiedad porque es funcional, cómodo, barato, con servicio limitado y, además, con marca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de diciembre de 2006