Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tarifas eléctricas subirán más que la inflación excepto para 135.600 usuarios con un consumo mínimo

Las nuevas tarifas eléctricas que prepara el Ministerio de Industria y que comenzarán a aplicarse a partir del 1 de enero diferenciarán a los usuarios por tramos de consumo. Como regla general, las tarifas subirán por encima de la inflación y serán más caras cuanta mayor sea la potencia contratada.

Según explicó ayer el secretario general de la Energía, Ignasi Nieto, en unas jornadas organizadas por el Club Diálogos para la Democracia, para los consumidores con una capacidad de hasta 775 vatios (135.600 consumidores, según datos oficiales) la nueva tarifa de la luz sólo subirá en función del IPC. A partir de este nivel hasta los 15 kilovatios, que es una horquilla muy amplia de consumidores (unos 25 millones de hogares, comercios y pequeñas empresas), Industria diferenciará por tipos de usuarios y tramos de consumo.

Nieto, informa Europa Press, reconoció que no es muy objetivo dar por hecho que las familias con menos capacidad contratada son las que cuentan con menos recursos, pero indicó que el Ministerio de Industria se ha visto obligado a establecer un método para fijar los tramos y finalmente ha optado por ligar la tarifa al consumo.

Las nuevas tarifas, de acuerdo con los planes que manejan los responsables de Industria, subirán también de forma importante para las grandes industrias consumidoras de energía eléctrica.

Nieto adelantó también que el Ejecutivo pondrá en marcha un plan de renovación de contadores eléctricos, con el fin de que a partir de julio de 2007 los aparatos sean electrónicos. Los nuevos contadores discriminarán el consumo por horas, lo que permitirá diferenciar también los precios.

La próxima subida de tarifas eléctricas se ha convertido ya en tema de controversia política. Ayer, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, aseguró en el Congreso de los Diputados que las subidas persiguen corregir los errores del Gobierno anterior, como el denominado déficit tarifario, que rondó los 3.000 millones hasta septiembre y que es la diferencia entre los costes de generación y los ingresos que reciben las empresas por tarifas.

Clos cuestionó las decisiones de los Ejecutivos del PP en el sector eléctrico en respuesta a una pregunta del diputado del Grupo Popular en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, quien denunció el desajuste causado en el sector eléctrico, que hace necesario una subida de la tarifa eléctrica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de noviembre de 2006