Conflictos municipales

Los promotores inmobiliarios recurrirán la ley de la Junta que limita el crecimiento de los pueblos

El presidente de la Federación de Promotores Inmobiliarios (Fadeco), Francisco Javier de Aspe, afirmó ayer que el decreto que aprobó el pasado martes la Junta para impedir crecimientos superiores al 40% en el suelo urbanizable o del 30% de la población en un periodo de ochos años hará que numerosos empresarios vayan a la ruina y muchos trabajadores, al paro. Añadió De Aspe que los bancos perderán dinero y los ayuntamientos, recursos; y que se encarecerán el suelo y la vivienda. Anunció que su organización recurrirá la ley.

"Los empresarios y promotores inmobiliarios han recibido con enorme preocupación este decreto que traerá a Andalucía una de las crisis económicas más importantes de los últimos tiempos", dijo, al tiempo que negó que presenten este recurso sólo por cuestiones económicas. "No estamos en contra de los planes de ordenación del territorio. Son necesarios. Lo que criticamos es que estas medidas de control consiguen un encorsetamiento de la economía y los recursos", dijo.

Para Fadeco, el nuevo Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), creará "una gran inseguridad jurídica y desconfianza al empresariado" porque bajo este documento se "enmascara una moratoria urbanística durante unos años". "Creceremos menos que la media nacional. Andalucía será cada vez más pobre. El desastre que puede originar no está medido", afirmó.

En su opinión, la Junta no puede "estrechar" las posibilidades de desarrollo. "La economía tiene que marcar el crecimiento (...) los empresarios hacemos felices a mucha gente a los que proporcionamos viviendas", dijo el presidente de Fadeco, quien tildó el decreto de la Junta como propio "de una economía planificada de tipo marxista". En este sentido, respaldó las críticas del presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, al decreto.

A las críticas de la CEA respondió ayer el consejero de Economía, José Antonio Griñán. "El presidente de la CEA no tiene razón cuando dice que la economía andaluza vive la peor crisis de futuro de su historia", dijo el consejero, quien lo rebatió con un dato del Instituto de Estadística de Andalucía, según el cual la comunidad ha crecido un 3,9% en el tercer trimestre del año, por encima de la economía española y de la de los países de la zona euro.

"Las perspectivas urbanísticas son buenas y no es razonable atacar una norma cuando el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía lo que hace es garantizar un desarrollo sostenible", sostuvo Griñán, quien añadió: "El sector de la construcción va a seguir creciendo pero no la especulación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50