Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cúpula del PP respalda al alcalde de Vila-real, condenado por prevaricación

Carlos Fabra rechazó el viernes la dimisión de Manuel Vilanova, que recurrirá al TC

La cúpula del PP respaldó ayer con su presencia en un pleno municipal al alcalde de Vila-real, Manuel Vilanova, condenado en firme por el Tribunal Supremo a un año y medio de prisión y ocho años de inhabilitación para cargo público por prevaricación. Vilanova, que desoyó reiteradamente las denuncias contra el ruido de una fábrica de cerámica en situación irregular, puso su cargo a disposición del presidente provincial del PP de Castellón, Carlos Fabra, el pasado viernes. Fabra, con el respaldo de Francisco Camps, pidió a Vilanova que, por ahora, siga de alcalde.

El dirigente provincial del PP dice que Camps también respalda al munícipe

MÁS INFORMACIÓN

Ni dimisión, ni suspensión de militancia pese a la sentencia en firme. Vilanova acudió ayer al pleno municipal ordinario de Vila-real arropado por los principales alcaldes populares de la provincia (Castellón, Burriana, Cabanes, Almassora, etc.); el vicesecretario regional del PP, Ricardo Costa; el consejero de Educación, Alejandro Font de Mora -el vicepresidente Víctor Campos no pudo acudir por un imprevisto de última hora-; y el presidente de la Diputación y provincial del partido, Carlos Fabra. Con un pleno abarrotado (300 personas), que le recibió mayoritariamente con aplausos, Vilanova explicó en la Casa Consistorial que el pasado viernes, tras tener conocimiento de la sentencia condenatoria, puso su cargo a disposición de Carlos Fabra. "El viernes puse mi cargo a disposición del partido", dijo Vilanova, que añadió: "No tengo ningún problema en dejar la alcaldía, lo que interese se hará. Voy a defenderme y creo que la sentencia es injusta, pero la acato". Vilanova piensa presentar un recurso al Tribunal Constitucional (TC).

Carlos Fabra fue más allá al asegurar que no sólo lo respalda él como presidente provincial, sino toda la cúpula del PP. "[Francisco] Camps también lo respalda", prosiguió el presidente de la Diputación, "No he hablado con Rajoy, pero sí con altos cargos del PP nacional y han dejado la decisión a nuestro criterio". Fabra indicó que van "a esperar a que estén los informes de un experto constitucionalista" antes de aceptar la renuncia de Vilanova.

Ricardo Costa, anunció ayer formalmente que la dirección regional no adoptará ninguna medida contra el alcalde de Vila-real. "El PP ya ha dicho claramente que apoya la figura del alcalde", dijo Costa. La dirección regional del PP ha hecho caso omiso de su propio código ético con todos los cargos imputados y había anunciado que sólo adoptaría medidas disciplinarias con sentencias condenatorias en firmes. Ayer, Costa recurrió a las evasivas para no tener que explicar por qué tampoco asumen este compromiso.

El alcalde de Castellón, Alberto Fabra, calificó la sentencia del Tribunal Supremo al alcalde de Vila-real de "desproporcionada". Fabra se mostró preocupado, como alcalde, porque "todos los acuerdos que se adoptaron en Vila-real fueron por unanimidad de la Junta de Gobierno y con todos los informes favorables, con lo que mi sorpresa es que al final tenga que ser el alcalde de la ciudad el responsable". El primer munícipe de Castellón eludió valorar el hecho de que Vilanova mantuviera durante años las denuncias de los vecinos sin tramitar. En opinión de Alberto Fabra, "esta sentencia invita a la reflexión a muchos niveles". Criterio compartido por Carlos Fabra que anunció que pedirá una convocatoria de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias para debatir la sentencia del Supremo.

El presidente provincial del PP de Valencia, Alfonso Rus, también se sumó a la defensa del alcalde Vila-real e ironizó sobre la ideología del magistrado ponente de la sentencia: "No sé si es del PSOE o primo hermano de él", informa Toni Cuquerella. La sentencia fue aprobada por unanimidad de los tres jueces de la Sala.

Las descalificaciones hacia el magistrado, realizadas por Alfonso Rus, Carlos Fabra y otros miembros del PP, fueron tachadas de "intolerables" por la vicesecretaria general del PSPV, Isabel Escudero. Según la socialista, "no es posible que en un Estado democrático se descalifique al Tribunal Supremo porque haya emitido una determinada sentencia". Para Escudero, "la cobertura política que Camps, Campos y Fabra le dan a Vilanova puede provocar una situación completamente dantesca. A nadie nos gustaría ver cómo el juez se ve en la obligación de enviar al ayuntamiento a las fuerzas de seguridad del Estado para asegurarse de que Vilanova cumple su condena". El PSPV pidió al PP que expulse al alcalde de Vila-real.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de noviembre de 2006