El presidente de Bankinter considera improbable una OPA sobre el banco

Arena asegura que el consejo no se plantea vender acciones

Bankinter vive en el ojo del huracán de los rumores sobre su posible venta. Juan Arena, presidente de Bankinter, asegura que lleva 20 años desmintiendo comentarios sobre la venta. Reconoce que el banco es atractivo, pero asegura que el Consejo de Administración, que controla el 35% del capital, siempre ha rechazado vender la entidad. "Si la oferta no es amistosa, no creo que triunfe, por lo que no veo probable una OPA", aclara.

Arena, máximo responsable de Bankinter desde 2002, es el empleado número 54 de la entidad, que tiene casi 4.000 trabajadores. Fue fichado por Jaime Botín, ex presidente del banco y hoy el mayor accionista con más del 16% del capital. Con el conocimiento que le proporciona haber desarrollado toda su vida profesional en la entidad, Arena dice que Bankinter debe ser "como el Cirque du Soleil del sector financiero", es decir, una pieza diferente y original. Tiene el 2% del mercado financiero y este año podría ganar alrededor de 200 millones.

Precisamente esa diferencia "es la clave de la supervivencia de la entidad desde que se creó hace 40 años". Y el futuro del banco es el tema más manido en los últimos meses. "Los rumores sobre compraventa de bancos han afectado a todos en el último año. Bankinter lleva 20 años desmintiendo que vaya a ser vendido. Es verdad que, por su tamaño [vale unos 4.600 millones de euros en Bolsa] es asequible y que por la tecnología que emplea y la solidez de su balance, es atractivo, pero queremos seguir solos para desarrollar nuestro modelo. Además, tenemos la fuerza suficiente para hacerlo".

¿Y si llega una oferta?

Pero, ¿y si llega una oferta? Según Arena, "cada vez que se acerca algún banco con intención de comprar, pregunto al Consejo de Administración, donde están los accionistas más relevantes con el 35% del capital, y dicen que no quieren vender. Como creo que ninguna oferta triunfaría sin el visto bueno del consejo, es decir, si no es amistosa, no creo probable que triunfe un OPA".

El presidente de la quinta entidad española insiste en que no conoce OPA hostiles con éxito, y dice que "el único proyecto que interesa en el banco es Bankinter". Obviamente, Arena no puede asegurar cuál será el comportamiento de los accionistas si se presentara una oferta espectacular, "porque vivimos en un mundo abierto y global, pero la propia especialidad del banco hace más difícil una fusión".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Esta peculiaridad se traduce, por ejemplo, en que el 53% de las transacciones del banco se hacen por Internet. "Sin la red no podríamos funcionar ni un solo día", recuerda el presidente. Así, esta entidad sólo tiene 330 oficinas, menos que cualquier caja de ahorros mediana, en un país como España que está invadido por sucursales. Este nivel de tecnología de Bankinter ha permitido que en los últimos 25 años haya multiplicado su tamaño por 50 y la platilla sólo por tres. Otro ejemplo es su empeño en contar con una buena red a través del móvil. "Todavía falta más desarrollo del ancho de banda para que sustituya al ordenador, pero llegará".

Sin embargo, hay analistas que creen que su escaso tamaño, con un balance de 45.000 millones (menos de la mitad del Popular y el 10% del BBVA), puede complicar el futuro de la entidad. Arena discrepa y se muestra confiado en el éxito del modelo, aunque reconoce que "es difícil planificar el futuro con un entorno tan rápidamente cambiante". Sin embargo, sí tiene claro hacia dónde quiere guiar este barco: "Hay que elevar mucho el negocio con empresas, sobre todo pymes. La plantilla no crecerá, pero las oficinas pueden hacerlo un 25% gracias a la tecnología".

Obsesionado con el talento

Juan Arena está volcado en lo que él denomina la gestión del talento. Para ello aplica herramientas específicas para detectar a los empleados más preparados, se comprueba si se les sube el sueldo adecuadamente y, por supuesto, todos rotan de ocupación cada tres años. "Si no se usan estos métodos, un banco como este de 40 años se entumecería y dejaría de ser joven".

Arena recuerda que ha visto desaparecer a muchos bancos industriales y otros más parecidos a Bankinter en las últimas décadas. El último caso es el Banco Urquijo. "A nosotros sólo nos salva hacerlo bien todos los días", comenta. En su opinión, una prueba de que no van mal es que tienen la ratio de abandono de clientes más baja del sector, entre el 5% y el 6%.

Este año el negocio está subiendo a un ritmo del 24%. Aun así, Arena dice que esperan no ampliar capital "mientras nos funcionen bien las emisiones de titulización de créditos". Si este recurso se agota, Bankinter espera contar con el exceso de capital que tiene por ser el banco con más provisiones del sistema financiero. "No me importa provisionar, pero no me gustan las dotaciones cuando son tan excesivas", dice con rotundidad.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS