El alcalde de Carboneras dimite al ser condenado por delito electoral

El alcalde de Carboneras (Almería), el socialista Cristóbal Fernández, y su hermana y también edil, Rosario Fernández, presentaron ayer su dimisión en el Ayuntamiento del municipio para cumplir la sentencia que les condenaba a seis meses de inhabilitación en cargo público como autores de un delito electoral: presionar a un conserje para que votara a su partido. Carboneras acoge el polémico hotel de El Algarrobico, que la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE, pretende expropiar para demolerlo. La ejecutiva local socialista ha vuelto a poner al alcalde como aspirante a la reelección.

La sentencia de inhabilitación, dictada por la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, quedó suspendida el pasado mes de julio hasta que se resolviera una petición de indulto respaldada con 15.000 firmas. El Consejo de Ministros no ha resuelto aún el indulto y, como el alcalde volverá a ser candidato, ha dimitido para cumplir los seis meses de pena y poder optar de nuevo a la alcaldía el próximo 27 de mayo. La hermana también quiere volver a ser concejal.

La Sección Segunda de la Audiencia de Almería también condenó al alcalde y a su hermana al pago de una multa de 28 cuotas, a razón de seis euros al día, y a otra multa de tres meses, a razón de seis euros al día. Ambos fueron absueltos de los delitos de alteración del censo y de vulneración de las normas del voto por correo, de los que también habían sido acusados por el promotor de la denuncia, el actual edil de Asamblea de Izquierdas en Carboneras, Antonio Ruiz Segura.

La ejecutiva local del PSOE de Carboneras destacó la actitud del alcalde al dimitir, "a pesar de no estar, en estos momentos, legalmente obligado a ello". "Todo el mundo sabe quiénes fueron los denunciantes y el proceso que precedió a dicha sentencia. Son aquellos que nunca contaron ni contarán con el apoyo de los vecinos de Carboneras", apuntaron los socialistas en un comunicado.

Candidato a la reelección

El PSOE local también confirmó que Cristóbal Fernández volverá a ser candidato. "Porque así lo ha querido, por unanimidad, la asamblea local del PSOE y porque su compromiso y su pasión por el porvenir de nuestro pueblo siguen intactos", justificaron los socialistas.

Durante los próximos seis meses el teniente de alcalde, Francisco Ruiz Aguado, ocupará el sillón de alcaldía. Dolores Capel y Juana Caparrós se incorporarán a la Corporación.

Los hechos probados en la condena establecen que, semanas antes al 13 de junio de 1999, día en que se celebraron elecciones municipales, el alcalde y su hermana se dirigieron en tres ocasiones al conserje de un centro educativo dependiente del Ayuntamiento para que votara por correo a la opción que ellos le dijeran. El conserje dijo durante el juicio que, no obstante, "votó a quien creyó oportuno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50