Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asignatura de Historia de las Religiones es muy similar a la que preparó el PP

El PSOE criticó el texto no confesional del Gobierno de Aznar por su alto contenido religioso

Los contenidos de la asignatura de Historia y Cultura de las Religiones que ha diseñado el Ministerio de Educación muestran un gran parecido con los que en su día redactó el PP para la misma materia. Hay párrafos prácticamente idénticos, a pesar de que el PSOE, en la oposición entonces, criticó duramente aquellas enseñanzas. Encontraban en ellas demasiadas coincidencias con la materia confesional, algo que reconocieron con gusto los obispos. La diferencia es que entonces la asignatura era obligatoria para los alumnos que no se matricularan en Religión y ahora será voluntaria.

En diciembre de 2002, el Gobierno de Aznar logró que el Parlamento aprobara su Ley de Calidad, un nuevo orden educativo que se truncó cuando el PP perdió las elecciones. En aquella ley se obligaba a los escolares que no querían estudiar Religión a que se matricularan en lo que se llamó Hecho Religioso, y se diseñaron para esta materia unos contenidos que fueron dura y largamente criticados por la oposición, entonces del PSOE, por su "alto contenido religioso" y su supuesto adoctrinamiento. Los alumnos, decían, tendrían que estudiar religión forzosamente, tanto si elegían la vía confesional como la no confesional.

El Gobierno actual ha preferido que la Religión no tenga alternativa obligatoria, así que los estudiantes podrán matricularse en Religión, en Historia y Cultura de las Religiones o en nada. Pero los contenidos que ha redactado el Ministerio de Educación para la futura asignatura de Historia y Cultura de las Religiones son muy parecidos a los que diseñó para el polémico Hecho Religioso el PP. Algunos párrafos son prácticamente la misma cosa. Un ejemplo entre los objetivos de las asignaturas: Texto 1: "Encuadrar el nacimiento y desarrollo de las religiones dentro de una situación histórica que permita al alumno situarlas en el contexto político, social y cultural en el que surgieron y se desarrollaron, y relacionarlas con la evolución de los pueblos en las diferentes facetas de su realidad histórica".

Texto 2: "Comprender el nacimiento y desarrollo de las religiones en el contexto político, social y cultural en que surgieron y relacionarlas con la trayectoria de los pueblos en las diferentes facetas de su realidad histórica".

El primero es de la ley popular y el segundo de la socialista.

En otro de los objetivos pedagógicos de la asignatura las coincidencias también son singulares: "Valorar las manifestaciones culturales y artísticas y las tradiciones religiosas como parte del patrimonio cultural de los pueblos..." "Valorar las tradiciones religiosas y el patrimonio sociocultural que han generado".

El todavía borrador del proyecto socialista, que se verá en el Consejo Escolar del Estado, incide en la relación de la pluralidad religiosa, los Derechos Humanos y la Constitución española; el popular se detenía más en la dimensión moral, pero la base didáctica que anima ambos textos es muy similar, incluso en su redacción. Pero en el texto actual se advierte que esta asignatura, "no confesional", no tendrá un enfoque "ni de vivencia religiosa ni de apología de ninguna de ellas, ni desde una defensa de posturas agnósticas o ateas".

Cuando el Gobierno del PP redactó su ley hablaba de abordar el Hecho Religioso desde una "dimensión científica", una perspectiva que además de críticas despertó más de un comentario hilarante: "Aplicar estructuras y métodos propios del estudio científico de la religión al conocimiento de los hechos...", se leía en el texto. El proyecto socialista también relaciona ciencia y religión. Los alumnos de 4º curso de la ESO que se matriculen en esto deberán abordar "la interrelación entre las ideas religiosas y el pensamiento científico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 2006