Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas aprueba con condiciones la fusión entre GDF y Suez

La Comisión Europea autorizó ayer la fusión de Gaz de France (GDF) con la empresa franco-belga de servicios Suez, pero la condicionó al cumplimiento de las concesiones propuestas por las dos empresas, entre las que figuran varias operaciones de desinversión.

En una declaración pública tras el anuncio de la decisión, la responsable europea de Competencia, Neelie Kroes, subrayó que en este caso la Comisión se ha mostrado partidaria de adoptar "remedios de gran alcance" y se mostró convencida de que el resultado será "un gran paso adelante" para los consumidores.

Tras una investigación en profundidad que se alargó durante varios meses, la Comisión concluyó que la fusión de la todavía pública GDF con el grupo privado Suez tendría efectos negativos en los mercados mayorista y minorista de gas y electricidad de Bélgica y en el gasista de Francia, al desaparecer la competencia que las dos empresas se hacen entre sí.

En opinión de Bruselas, dada la estructura de esos mercados, con importantes barreras de entrada, sus respectivas posiciones de dominio se verían reforzadas tras la concentración por lo que impone desinversiones.

Para que salga adelante la fusión, todavía debe confirmarse la privatización de GDF, a la que la Asamblea francesa ya dio la semana pasada su visto bueno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de noviembre de 2006