Una torre de 10 plantas acogerá a los desalojados por la explosión de Fondo

Un nuevo edificio de 10 plantas en forma de torre acogerá a las familias afectadas por la explosión de gas que el pasado mes de enero sacudió el barrio de Fondo, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès). El proyecto, diseñado por el estudio de arquitectos Alonso-Balaguer, se ha dado a conocer esta semana, en el marco del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point. De acuerdo con las previsiones del alcalde de esta localidad, Bartomeu Muñoz, el inmueble empezará a levantarse en 2007 y su construcción debería finalizar en 18 meses.

El 12 de enero, una explosión de gas mató a dos personas y obligó a derribar tres edificios. Las 15 familias que perdieron sus casas viven desde entonces en domicilios provisionales. Todos los afectados que han decidido quedarse a vivir en Santa Coloma compartirán el edificio, que estará situado en la misma Rambla del Fondo, a escasos metros del límite con Badalona.

La torre de 10 plantas, situada frente a la nueva plaza del Mediterráneo, supondrá un cambio radical en la configuración de la zona, ya que estará rodeada de edificios de menor tamaño. El objetivo, según el equipo de arquitectos, es crear "una imagen clara y limpia" que facilite la unión del edificio con el entorno. En el salón para profesionales Barcelona Meeting Point, Muñoz se mostró "muy contento" con el proyecto ya que, a su juicio, supone una "gran mejora" para los vecinos.

El inmueble incluye 19 viviendas, con cuatro habitaciones cada una, que se destinarán en exclusiva a realojar a las familias afectadas. Además, se construirán en el subsuelo 24 plazas de aparcamiento. En la planta baja está previsto reservar espacio para cuatro locales comerciales porque, como consecuencia de la explosión, cuatro comercios -un bar, una cervecería, una panadería y una tienda de todo a cien- se vieron obligados también a cerrar sus puertas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de noviembre de 2006.