Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell primará el acceso de mujeres a la dirección de empresas

Cuatro millones de euros para proyectos de cooperación internacional

La consejera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, no cree en las cuotas ni de la paridad en las listas electorales, pero sí que defiende incentivar a las empresas que establezcan planes de igualdad que supongan "una participación más equilibrada de mujeres y hombres en los distintos niveles de decisión". La consejera presentó ayer el nuevo plan de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres para el periodo 2006-2009.

De Miguel explicó que el nuevo plan de igualdad de oportunidades -en el que se incluyen todas las actuaciones previstas en los distintos departamentos de la Generalitat que tienen como destinatarias las mujeres- tiene un presupuesto previsto de 679 millones de euros, lo que representa un 57% de aumento respecto al plan plurianual anterior.

La consejera indicó que del plan anterior se ejecutó, aproximadamente, el 85%, aunque hubos otras actuaciones del Consell no contabilizadas, y que también tuvieron como finalidad mejorar la igualdad entre géneros, que hicieron superar el presupuesto inicialmente previsto.

Alicia de Miguel no detalló qué líneas del anterior plan no han cumplido con los objetivos previstos y ahora se han reorientado en el nuevo proyecto, aunque insistió en que durante el periodo 2006-2009 se trata de hacer hincapié en la corresponsabilidad, el reparto de tareas, la sensibilización y la integración, ya que "la pobreza tiene cara de mujer".

Según la consejera, el documento aprobado ayer pretende incentivar la participación de la mujer en la toma de decisiones. Objetivo para el que se creará el sello de calidad Empresa Igualitaria que podrán utilizar las firmas que lo obtengan en sus campañas de publicidad y se fomentará la creación del la figura de agente de igualdad de oportunidades en la empresa, que en los departamentos de recursos humanos hará el seguimiento del plan de igualdad.

El nuevo plan también considera prioritaria la realización de campañas de sensibilización e información para lograr la redistribución de taresas en el ámbito familiar.

La titular de Bienestar Social reconoció que no es partidaria de imponer la paridad de sexos en listas electorales, ni de obligar a empresas y entidades a prever cuotas de discriminación positiva para mujeres. "Desde nuestro punto de vista, las cuotas no solucionan los problemas", prosiguió De Miguel, "para fomentar la cuota de participación de las mujeres en la toma de decisiones vamos a posibilitar subvenciones e implementaciones económicas a las empresas que asuman compromisos en esa dirección".

Por otra parte, el Gobierno valenciano aprobó en su reunión de ayer subvenciones por importe de 4,1 millones de euros a organizaciones no gubernamentales para proyectos de cooperación internacional al desarrollo.

Así, desde el departamento que dirige la consejera Gema Amor, se subvencionarán proyectos en Bolivia, El Salvador, Honduras, y Perú.

El portavoz del Consell, el consejero Vicente Rambla, aprovechó la referencia posterior al pleno del Consell para criticar, como ya es habitual, a los socialistas a cuenta de una pregunta parlamentaria en la que reclaman al gobierno información sobre la cena celebrada en Bruselas con motivo de la festividad del 9 d'Octubre. "Es ridículo presentar esta pregunta cuando es habitual que el Consell realice una cena en esas fechas. Me parece de muy poca altura política", dijo Rambla, para añadir qué esas preguntas se las tendrían que hacer a [Joan Ignasi] Pla. La intervención del portavoz hizo pensar que el Consell no iba a responder cuál fue el coste de la cena, aunque finalmente el propio Rambla dijo que sí responderá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 2006