Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria subirá el recibo de la luz igual que el IPC en 2007

Las primas a la energía eólica tendrán topes máximos y mínimos

La subida de la tarifa eléctrica para 2007 será "razonable, seguramente el IPC para las familias". Así lo aseguró ayer el secretario general de Energía, Ignasi Nieto, que advirtió de que aún no está decidido. El Gobierno pretende vincular los precios de la luz al coste de la energía, frente a lo ocurrido en los últimos años. Además, fijará topes máximos y mínimos a las primas que reciben las empresas por producción eólica.

El Ministerio de Industria está estudiando cómo acercar más la tarifa eléctrica al coste real que tiene producir la energía. "No puedo decir todavía cuánto vamos a subir la tarifa porque estamos acabando de hacer números. Pero va a ser una subida razonable". Eso implica, para Ignasi Nieto, subir la tarifa eléctrica lo mismo que la inflación a final de año (ahora está en el 2,9%) para las familias. Previsiblemente, para los grandes consumidores los incrementos serán más elevados, lo que dejará el alza media en torno al 6%.

El objetivo, según Nieto, es que la tarifa recoja en 2010 todos los costes reales de la energía, pero aclaró que se hará gradualmente. Si se quisieran reflejar los costes de golpe, la tarifa subiría un 30%, algo que no va a ocurrir, explicó en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados.

Tras comparecer en el Senado, el ministro de Industria, Joan Clos, añadió que en 2007 el Gobierno realizará "una indexación" de los precios de la electricidad con los de la energía (es decir, los vinculará). Clos explicó que sólo se producirá un encarecimiento de la factura eléctrica si los precios energéticos evolucionan al alza. La única innovación que el Gobierno introducirá en el mercado eléctrico, dijo Clos, consistirá en que las tarifas serán el año que viene más acordes con los mercados internacionales de la energía.

Otra de las novedades energéticas afectará a la prima que reciben las empresas que producen energía eólica. Industria introducirá un límite mínimo y máximo para esas primas, que tendrá en cuenta el precio de la electricidad en el mercado. El objetivo es introducir racionalidad en el sistema de primas y evitar que esos incentivos puedan desviarse a movimientos especulativos o a la construcción de parques eólicos ineficientes, explicó Ignasi Nieto.

Industria estudia asimismo obligar a mezclar biocarburantes (bioetanol y biodiésel) y combustibles de automoción convencionales para hacerlos menos contaminantes. En principio, la proporción de biocarburantes no superaría el 2%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de noviembre de 2006