Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los músicos de Soziedad Alkoholika niegan que enaltecieran a ETA

La fiscal pide 18 meses de cárcel para los componentes del grupo punk

Los cinco componentes del grupo de punk-rock Soziedad Alkoholika y su representante, que ayer fueron juzgados en la Audiencia Nacional, declararon que en ningún momento de la vida del conjunto han apoyado a ETA ni han enaltecido el terrorismo por medio de sus canciones, sino que, por el contrario, lo han condenado en su página web. También rechazaron que haya menospreciado o humillado a las víctimas.

Precisamente eso, enaltecimiento del terrorismo y menosprecio a las víctimas es lo que la fiscal Blanca Rodríguez y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) aprecian que existe en cuatro canciones del grupo. Por ello, la fiscal solicita un año y medio de prisión para cada uno de los cinco músicos y su representante, así como la prohibición de ejercer "la profesión de cantante" durante el mismo periodo. La AVT eleva la petición a dos años de prisión para cada músico por el mismo delito. La defensa considera que no existe delito alguno y reclama la absolución.

Las cuatro canciones se titulan: Explota zerdo, Síndrome del norte, Ya güelen y Palomas y buitres, que según la AVT y la fiscal menosprecian a las Fuerzas de Seguridad del Estado y a las víctimas del terrorismo de ETA. El texto de Explota zerdo dice entre otras cosas: "Algún día reventarás, ¡explota zerdo! Tus tripas se esparcirán. Huele a esclavo de la ley, zipaio, siervo del rey, lameculos del poder, carroñero coronel, ¡explota zerdo! Dejarás de molestar".

Los músicos señalan que esta canción alude a un soplón que iba por los bares de Vitoria denunciando a los jóvenes que fumaban porros, y que las otras constituyen una crítica social dentro de un contexto satírico. No se refieren ni a ETA ni a sus víctimas, dijeron.

Doble archivo

El caso fue archivado en dos ocasiones por los jueces Baltasar Garzón y Fernando Grande-Marlaska, por entender que los hechos no eran constitutivos de delito pero fue reabierto por la Sala a petición de la AVT.

Los hechos no dejan de ser chocantes, puesto que el grupo punk compuso las cuatro canciones supuestamente enaltecedoras del terrorismo entre 1989 y 1993 y no las ha interpretado desde 1996. Y la modificación del Código Penal por la que se incorporó el artículo 578, por el que ahora les acusan, es de 2000. Ello quiere decir que si fueran condenados les habrían aplicado retroactivamente una disposición sancionadora, lo que está expresamente prohibido por el artículo 9 de la Constitución.

La fiscal sin embargo, alegó que los músicos se habían extralimitado en su derecho a la libertad de expresión, porque a su entender en las canciones hay humillación a las víctimas.

El letrado Emilio Murcia, por la AVT, afirmó que el grupo había humillado a muchos policías que han muerto en su lucha contra el terrorismo.

El defensor, José Luis Galán, alegó que la Audiencia ya archivó el caso en lo referido a la humillación o menosprecio a las víctimas por inexistente, y que el grupo no sólo no respalda a ETA, sino que ha hecho canciones en contra de la violencia y de la banda.

El cantante Juan Aceña, en representación de todos, concluyó: "Somos un grupo de música. No tenemos relación con ETA y la mayoría de nuestros seguidores nunca han dado a nuestras canciones el sentido que se les ha querido dar aquí".

[El dirigente etarra Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi, fue condenado ayer por la Audiencia Nacional a una pena de 39 años de cárcel por su participación en el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil en Casalarreina (La Rioja), en 1991, en el que resultó herido un agente].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 2006