Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ampliación del puerto de Cádiz mejorará el fondo marino y la seguridad de los barcos

El proyecto, que duplicará la superficie de los muelles gaditanos, estará listo en 2010

La ampliación del puerto de Cádiz, cuya culminación está prevista para 2010, duplicará la superficie actual de los muelles gaditanos, permitirá obtener nuevas líneas de atraque y, además, contribuirá a enriquecer la calidad del fondo marino y la seguridad de los barcos. Ese es el objetivo de un estudio previo a las obras que coordinará la Universidad de Granada y cuyo avance se presentó ayer. "Vamos a tratar de compatibilizar el desarrollo medioambiental con las demandas económicas", avanzó ayer el catedrático, Miguel Ángel Losada, coordinador del proyecto.

El ambicioso plan de ampliación de la superficie portuaria de la capital gaditana contempla, según las previsiones iniciales, ganará al mar 500.000 metros cuadrados y permitirá obtener dos kilómetros nuevos de líneas de atraque. El espacio que se cubrirá es el existente entre el dique de levante y el muelle número cinco. Se ganará en posibilidades porque se resolverán problemas de calado al obtener una profundidad de 13 metros y al funcionar como un puerto exterior, no será necesario que los barcos entraran en la dársena donde el calado es menor.

El estudio previo al proyecto de construcción encargado a la Universidad de Granada, con la colaboración de otras instituciones, tratará de encontrar la mejor fórmula para compatibilizar la viabilidad técnica y económica de esta ampliación con una mejora ambiental integral, centrada, sobre todo, en la calidad de las aguas. "Queremos hacer un puerto que gane en operatividad y seguridad. Que sea más fácil maniobrar los buques", detalló Losada, al tiempo que, sin renunciar a la solvencia económica del proyecto, se buscarán medidas para favorecer la circulación e intercambio de las aguas entre los sacos interior y exterior de la bahía gaditana y el mar abierto, lo que permitirá mejorar la calidad de las aguas. "Así enriquecemos también las especies y el fondo marino".

El estudio costará 365.700 euros y tiene una duración de 12 meses. Se dividirá en cuatro fases: los estudios previos y campañas de campo, el estudio de alternativas, con varias opciones, un estudio de alternativa del proyecto definitivo y la elaboración del informe final.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Barra, precisó que para la futura nueva ampliación es necesario contar con datos fiables sobre el comportamiento del entorno. "Lo que hay que buscar es separar el tráfico de pasajeros del de mercancías, que ha sido un problema con el que nos hemos encontrado a lo largo de toda nuestra historia", una posibilidad que, según dijo, se podrá conseguir con las nuevas instalaciones.

El proyecto será muy completo. Se recopilará información existente, se analizarán los costes, habrá campañas de campo, se estudiarán las mareas astronómicas, meteorológicas y el oleaje, se plantearán las previsiones de coste, habrá simulaciones de uso o de la gestión integral de la instalación. Una vez esté listo el informe final se podrá dar el siguiente paso, que es encargar el proyecto de construcción, que tendrá la base teórica de este estudio previo.

Además de la Universidad de Granada, que lo coordina, intervienen en el proyecto el Centro Andaluz de Medio Ambiente (CEAMA), el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el departamento de Física aplicada de la Universidad de Cádiz.

El estudio científico se centrará en analizar el caudal del río San Pedro, el entronque en la Bahía de Cádiz con el río o la zona del Puente Carranza. Sus responsables confían en la multitud de datos novedosos que podrá aportar. "Tiene tres vertientes: una técnica, basada en la orientación, las maniobras, el mar de leva o las corrientes; otra socioeconómica, para analizar la repercusión de la obra; y otra ambiental, para calibrar la calidad de las aguas", detalló Barra. Además, se prepara otro estudio económico, pendiente de adjudicar por 120.000 euros, que analizará la viabilidad de la ampliación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 2006