Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP dice que Simancas también acompaña a Zapatero

Los responsables del gobierno municipal, empezando por el propio alcalde, negaron ayer rotundamente que la visita de Mariano Rajoy, presidente del PP, a las entrañas de la M-30 pueda considerarse un acto de partido. "Rajoy, que es diputado por Madrid, había expresado su deseo de conocer las obras, por eso se le invitó. No ha hecho declaraciones dentro del protocolo del acto [sí las hizo a continuación, ante los micrófonos y las cámaras] y no ha hablado de nada que no fuera la M-30. ¿Por qué no puede Rajoy visitar las obras si ya lo han hecho los alcaldes de Lyon, Roma o Bucarest?", plantearon dirigentes próximos al alcalde.

Estos mismos responsables recordaron que también el secretario regional del PSOE y portavoz en la oposición de la Asamblea, Rafael Simancas, ha acudido en varias ocasiones a actos institucionales del Gobierno central. "Estuvo en la presentación de la Operación Campamento, y en entregas de viviendas del alcalde de Fuenlabrada, y recientemente en la llegada del Expotren de Extremadura, con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Qué pintaba él en esos actos desde el punto de vista institucional? Nada", subrayan desde el PP.

El portavoz municipal del PSOE, Óscar Iglesias, respondió que esos ejemplos no pueden compararse con lo sucedido ayer porque "no es lo mismo", aunque no explicó por qué.

Iglesias afirmó que Rajoy bajó al túnel "a legitimar la ciudad de Gallardón: atascos permanentes y subida de impuestos". Y añadió: "No es de recibo confundir las instituciones con los intereses de partido. El alcalde se ha paseado por las obras con el presidente nacional y la presidenta regional del PP. Ha sido, claramente, un acto de partido".

"Pagado con dinero de todos"

La portavoz de IU, Inés Sabanés, abundó en lo mismo: "No entendemos en calidad de qué se pasea al señor [Mariano] Rajoy por las obras de la M-30; si lo que quiere el señor Gallardón es hacer méritos ante su partido, lo más prudente es hacerlo en su sede o en sus mítines", dijo Sabanés, antes de acusar al alcalde de Madrid de hacer uso de "las obras que paga con dinero de todos para montar un acto de partido".

"Si el objetivo es que Rajoy conozca las obras, también podría cursar una visita a los vecinos que llevan tres años con su calidad de vida bajo mínimos o a los conductores que se han visto rodeados de escombros; así se haría una mejor idea", propuso.

Los dos portavoces de la oposición señalaron que "llueve sobre mojado". El pasado mayo el PP organizó un acto público con motivo de sus tres primeros años de gobierno municipal y lo hizo en una carpa desplegada junto a la plaza de la Villa. Ruiz-Gallardón también invitó a ese encuentro a Mariano Rajoy y a Esperanza Aguirre y eso generó una gran polémica. El PP replicó que se trataba de un acto del grupo municipal popular pagado con sus propios fondos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de octubre de 2006