Reportaje:

El Madrid aparta a Cassano

El club le abre expediente por recriminar a Capello su suplencia y la falta de apoyo

Antonio Cassano ha vuelto con sus cassanatas -nombre con el que en el calcio se conocen a sus berrinches y continuas faltas de disciplina-. No aguantó el sábado en Tarragona que Capello lo sentara por tercera vez consecutiva en el banquillo y, al final del encuentro, se encaró con el técnico. "Deberías avergonzarte. En el Roma te defendí siempre, sobre todo cuando te fuiste y la gente hablaba mal de ti. Te consideraba como un padre, ¿ésta es tu forma de compensarme?", fue lo que el jugador le dijo al entrenador, según fuentes del club.

Estas fuentes aseguran que "cada vez que pasa algo, el jugador saca cosas que tienen que ver con su pasado en el Roma" y que cuando juega "todo va bien, pero cuando se siente un poco apartado no consigue controlarse y quedarse callado". En lo que va de temporada, en los 11 partidos disputados entre Liga y Champions, Cassano fue titular en cinco, pero fue siempre sustituido, y se quedó en el banquillo seis veces. Sólo en Écija, la semana pasada en Copa, jugó los 90 minutos. La recuperación goleadora de Raúl y la chistera de Robinho han desplazado al italiano.

"Deberías avergonzarte. En el Roma sólo yo te defendí. Te consideraba un padre", le soltó el jugador

Más información

El club acordó ayer abrirle expediente, cuya tramitación puede durar unos 15 días, tiempo que el jugador estará apartado del equipo -ayer ya trabajó al margen de él-. Por la mañana, antes del entrenamiento, Fabio Capello se reunió con el director deportivo, Pedja Mijatovic, y decidió que Cassano no entrenara con el resto de la plantilla. La noticia del enfrentamiento entre el técnico y el jugador trascendió el vestuario. Probablemente, fue ése el motivo que llevó a Capello a pedir una sanción para el delantero italiano. El jugador salió ayer de Valdebebas cabizbajo, pero bromeando con su primo y un amigo que había venido a verle de Italia.

"Ahora que el entrenador ha conseguido imponer su autoridad en el vestuario, no puede permitirle [a Cassano] cosas que hubiera podido dejar pasar en el Roma", explican fuentes del club. En sus tres temporadas en el equipo romano Capello tuvo piques con Cassano, especialmente al principio, pero el máximo castigo que le impuso -en la temporada 2002-03, antes de un partido de Champions contra el Madrid en el que el jugador no se presentó al entrenamiento- fue mandarlo a jugar un encuentro con el filial. Pocos meses después Cassano se escapó de una sesión preparatoria antes del partido de Liga contra el Bolonia y el técnico se limitó a decirle: "Sólo los conejos, por cobardes, huyen".

Sin embargo, los entrenadores que sustituyeron a Capello en el banquillo del Roma, no ahorraron los castigos. Gigi Del Neri, en noviembre de 2004, lo apartó del equipo por una de sus cassanatas. La temporada siguiente, Luciano Spalletti y la sociedad -que ya había decidido venderle- directamente dejaron de contar con él, igual que el vestuario y su hermano en el campo, Francesco Totti. Así es como, antes de fichar por el Madrid el pasado enero, Cassano estuvo varios meses sin entrenarse.

La última vez que el club blanco apartó oficialmente a un jugador fue en 2000, cuando el francés Nicolás Anelka -que también fue suspendido de empleo y sueldo- se negó a ejercitarse con el grupo durante varios días.

Cassano declaró hace un mes en una entrevista con este periódico que necesitaba un entrenador que "utilizara el palo y la zanahoria". "Su oportunidad de jugar tardará en llegar si en vez de entrenarse y de convencer al técnico pierde el tiempo en encararse con él", sostienen fuentes del club.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de octubre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50