Una empresa de expositores lleva a IFA a los juzgados por copiar su trabajo

Ayer tuvo lugar en el juzgado de primera instancia número 1 de Elche la vista por la demanda presentada por la mercantil Arketypo dedicada a la venta y montaje de espacios para ferias y exposiciones comerciales contra la Institución Ferial Alicantina, (IFA), por "beneficiarse de un proyecto en el que la firma trabajó 15 meses".

La demandante pide una indemnización de 352.000 euros a los responsables de la institución ferial y alega que en 2002 se le encargó el diseño y presupuesto para renovar el material y después de varias pruebas y reuniones finalmente en 2005 se le adquirió a otra empresa "idéntico o similar" material que la propuesta de la primera. Arketypo Veintiuno S.L., que es como se llama la denunciante, considera que IFA se ha beneficiado del trabajo realizado por ellos. Desde la institución ferial argumentan que era un concurso abierto a varias empresas. El juicio quedó ayer visto para sentencia.

Los denunciantes critican que IFA optara por otra empresa "idéntica o similar"

A la vista acudió el director general de IFA, Antonio Galvany, como representante legal, que presentó varias pruebas testificales. Galvany explicó que tanto la demandante como el resto de empresas eran conscientes de que se había abierto un concurso y se habían pedido varias propuestas que competían entre sí. IFA eligió la que mejor se adecuaba a sus intereses y se presentó la declaración del director general de otra de las firmas que compitieron y no ganó el concurso. Según el representante legal de IFA, esta empresa reconoció que ellos también habían invertido tiempo en preparar la propuesta pero se aceptó la decisión de la institución ferial "con deportividad".

La empresa demandante presentó a su vez otras pruebas insistiendo en que el ex-director de IFA, Joaquín Berenguer, les comunicó que se había elegido su proyecto, que el encargo era suyo. La empresa había, incluso, constituido una unión temporal de empresas con otra firma "para atender las exigencias de solvencia financiera formuladas por IFA", según señaló su responsable, e incluso se les pidió una prueba a tamaño real que instalaron en uno de los pabellones de IFA. No fue hasta finales de abril de 2005 cuando se detectó que otra empresa estaba montando el material de los stands y que era "similar, por no decir igual" al concebido por la demandante. Por ese motivo se reclaman 352.000 euros en concepto de indemnización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de octubre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50