_
_
_
_
_
SEGURIDAD

Kaspersky tiene nombre de mujer

La empresa de antivirus fue creada hace 10 años por un matrimonio ruso

Yevgeni era criptólogo. Natalya, ingeniera electrónica. En 1989, un virus les infectó el ordenador de su casa. "Mi marido quiso averiguar qué era". El resultado de aquello es el antivirus AVP y Kaspersky Labs, una de las compañías punteras en la lucha contra los patógenos informáticos. "La empresa existe desde hace 10 años, pero llevamos más de 15 en el sector de la seguridad informática, y todo por casualidad", recuerda su directora, Natalya Kaspersky.

Esta rusa de 40 años participó en una mesa redonda sobre seguridad en la conferencia ETRE, celebrada recientemente en Barcelona. A su alrededor sólo había hombres. En escasas ocasiones una mujer lleva las riendas de una compañía tecnológica, y aún más extraño es que sea la cofundadora de un fabricante de antivirus. "Un par de mujeres han dirigido empresas como Kaspersky Labs, aunque por lo que sé ya lo han dejado. O sea, que ahora mismo soy la única del sector. Aun así, no creo que haya demasiadas diferencias entre ser hombre o mujer. Quizá puede ser una ventaja porque todo el mundo se acuerda de mí", dice Kaspersky.

Desde el principio, la compañía se ha especializado en la lucha contra virus, troyanos, spyware, phishing y hasta spam. "El mundo de la seguridad informática es muy amplio. Siempre he creído que es mejor centrarse en un sector concreto. El nuestro es el malware, el que mejor conocemos".

Kaspersky almacena todos los virus, desde el disquete hasta Internet. La enciclopedia, disponible en su página, incluye gusanos y otros patógenos que han infectado ordenadores de todo el mundo. Los historiadores aún debaten cuándo apareció el primer virus de ordenador. "Sí parece claro que en los setenta Creeper se detectó en la primera red, Arpanet, que usaban los militares estadounidenses".

Las cosas, asegura Kaspersky, han cambiado mucho en los últimos cinco años. "Los ataques masivos que afectaban a millones de usuarios ya no ocurren. Ahora, los creadores de virus buscan su beneficio económico. Con infectar a unos pocos que piquen les basta. De enero a julio de 2006, se han incrementado en un 30% los troyanos, mientras decrecen los ataques genéricos por e-mail".Hace cinco años los virus llegaban masivamente por correo electrónico. La mayoría eran inocuos, pero se propagaban indiscriminadamente. Ahora llegan por la web y con un claro objetivo: perjudicar al consumidor y a las empresas.

Pregunta. ¿Se acabó la visión romántica del creador de virus?

Respuesta. Ahora hay grupos organizados. Mafias informáticas que se dedican a extorsionar. Hay gente que ordena un ataque y paga por el servicio, otros lo distribuyen y los terceros lo desarrollan. Sin duda son estructuras muy bien organizadas".

P. ¿Y cómo entran en el ordenador?

R. Son especialistas en frenar los programas antivirus. Se dedican a bloquear el acceso a los centros antivirus para que los internautas no puedan actualizar sus programas. Así consiguen que su software maligno tenga más posibilidades de entrar en el ordenador que han elegido como objetivo.

P. Si los creadores de virus son tan rápidos, ¿qué fiabilidad tienen los antivirus?

R. Los fabricantes no podemos garantizar al cien por cien que no se va a colar un virus en el sistema. No crea a nadie que le dé plenas garantías. Está mintiendo porque es sencillamente imposible. Lo que tratamos de hacer es tomarles la delantera, crear nuevas tecnologías que bloqueen sus amenazas antes de que se produzcan. Es una lucha constante que a veces ganamos nosotros y otras ellos, porque las amenazas evolucionan muy rápidamente.

P. ¿Cuál es el mayor riesgo para el consumidor?

R. Las amenazas a las aplicaciones móviles. Sobre todo los smartphone, aunque llevamos un tiempo detectando virus para móviles sencillos. Por desgracia, la gente tiene la tendencia a descargar cualquier cosa en su móvil, sea por bluetooth u otra conexión inalámbrica. Es un mal comportamiento que hay que corregir.

P. ¿Qué aconseja?

R. Que no se descarguen nada en el móvil y que rechacen cualquier aplicación que le solicite entrar en su aparato. Le aseguro que yo mantengo la mayor parte del tiempo mi conexión bluetooth apagada, sobre todo si estoy en un sitio concurrido como un restaurante o un aeropuerto. Tratamos de concienciar a la gente de que si usan el móvil deben pensar en su seguridad porque el principal objetivo de los que crean malware para el móvil es, como en Internet, robar información con la que puedan obtener dinero. Habrá gente a la que le dé igual, pero deben saber que esa información se vende.

P. ¿Qué cambio detecta en el mercado de la seguridad en 2006?

R. Quizá la especialización. Hay fabricantes que están lanzando productos concretos contra el phishing, los programas espías...

KASPERSKY: www.kaspersky.com

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_