Benidorm cede la plaza de toros a una empresa a cambio de 10 vacas

El Ayuntamiento de Benidorm ha cedido gratuitamente a la mercantil Toros Calasparra la plaza de toros de la ciudad para celebrar cinco corridas dentro de la Feria de Otoño. El Consistorio, gobernado por el PP, cede las instalaciones y, a cambio, la empresa regalará 10 vacas a la escuela taurina municipal y se quedará con los beneficios. El PSPV considera ilegal el acuerdo, además de perjudicial para los intereses de la población, y estima que puede provocar problemas jurídicos, ya que se ha gestionado de espaldas a la mercantil adjudicataria del coso mediante concurso, Reverte SA. "Durante años se ha exigido a las empresas adjudicatarias el pago de 18.000 euros -ahora son 24.500 con los bares- con la obligación de hacer seis corridas. Ahora no se les da gratis. No tiene sentido", denunció el edil socialista Luis Ángel García.

El alcalde, Manuel Pérez Fenoll, adjudicó estos festejos mediante decreto el 13 de octubre, después de múltiples enfrentamientos entre Juan Reverte y el funcionario municipal delegado de la plaza de toros, José Amor. La adjudicataria no ha realizado este año ninguna de las actividades comprometidas y, después de anunciar conciertos para el verano, decidió suspenderlos sin consultar al Ayuntamiento el 1 de agosto. Las irregularidades en la gestión del coso, con una actividad nula, han sido constantes. García, reveló que Reverte no ha abonado los 24.500 euros comprometidos por el Ayuntamiento por la explotación de la plaza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50