Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:NELSON PIQUET | Campeón mundial en 1981, 1983 y 1987 | Fórmula 1 | Gran Premio de Brasil

"Alonso está capacitado para igualar a Schumi"

Nelson Piquet (Río de Janeiro, Brasil; 1952) se ha convertido en una de las caras habituales en los aledaños de los boxes de la escudería Renault. Quince años después de su retirada, continúa siendo un ídolo de la fórmula 1, especialmente en su país, donde su rivalidad con Ayrton Senna -uno paulista y el otro carioca- encarnó las dos almas del país. Piquet fue tres veces campeón mundial (1981, 1983 y 1987) y ahora sigue los pasos de Nelsinho, uno de sus ocho hijos, que acaba de fichar por la escudería francesa como piloto de pruebas. Hijo de un ministro de Sanidad de Brasil, empezó tres carreras, ingeniería, filosofía y administración de empresas, antes de dedicarse de pleno a las carreras.

"Alonso empezó muy bien. Luego, se recuperó Ferrari, pero creo que algunas sanciones de la FIA contra Renault no fueron justas"

"Los bólidos de hoy son muy fáciles de pilotar. Debería reducirse un poco más la electrónica. Ahí es donde se vería la diferencia entre unos y otros"

Pregunta. ¿Cuál es su pronóstico?

Respuesta. Es difícil saber qué va a suceder en la carrera, pero en cuanto al campeonato lo tengo muy claro: va a ganar Alonso. Schumacher tiene muy pocas posibilidades. Como mucho, el 2%.

P. ¿Quién es el mejor?

R. No me atrevo a hacer una comparación. Schumi lleva tantos años en esto... Yo, como mucha gente, espero mucho de Alonso. Le veo capacitado para repetir todo lo que ha logrado Schumacher, para igualarle, pero no se puede saber.

P. ¿Cree posible que se produzca alguna maniobra antideportiva en la última cita?

R. No tengo una bola de cristal para saber lo que va a pasar. Pero, con tanta expectación, con tantas cámaras de televisión presentes, si se produjera alguna maniobra antideportiva sería vista por todo el mundo y la FIA [Federación Internacional del Automovilismo] tomaría una decisión.

P. ¿Es el comienzo o el fin de una era?

R. No cambia nada. Cambian los pilotos. Todo cambia regularmente.

P. ¿Cuál puede ser a partir de ahora el máximo adversario de Alonso?

R. Kimi [Raikkonen] es un piloto fantástico. También Hamilton y tantos otros que llegan. Pero a ellos todavía no se les puede juzgar.

P. ¿Cómo analiza el campeonato que hoy concluye?

R. Alonso empezó muy bien. Luego, se recuperó Ferrari, pero creo que algunas sanciones por parte de la FIA contra Renault no fueron justas. Los dos rompieron motores. Ha sido un campeonato muy equilibrado.

P. ¿Le recuerda alguno de los que usted disputó?

R. El de 1980 lo perdí en la penúltima prueba porque se rompió el motor [fue en Canadá y el título se lo llevó Alan Jones].

P. Debe de ser muy duro pasar por esa experiencia...

R. En nuestro tiempo era más habitual romper el motor de los monoplazas. Hoy es más difícil. Antes todo era mucho más una lotería. Hoy es mucho más preciso.

P. ¿Le parecen correctos los cambios de reglamentación que va adoptando la FIA?

R. Debería imponer coches más exigentes para los pilotos. La verdad es que los bólidos de hoy son muy fáciles de pilotar. Mi hijo ha competido en la GP2 y cuando pilotó por primera vez un formula 1 le resultó muy fácil. Debería reducirse un poco más la electrónica para hacer más difícil pilotar. Ahí es donde se vería la diferencia entre ellos, entre el piloto bueno y el que no es tan bueno.

P. Tal vez el papel del piloto sí sea ahora más difícil fuera del bólido.

R. Lo más difícil es que no puede hablar nada, absolutamente nada. Tan sólo puede hablar, decir, lo que le mandan. Eso, en mi caso, no habría funcionado mucho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de octubre de 2006