Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El método contra el talento

El Madrid y el Barça se citan hoy en el Bernabéu en una jornada crucial para la marcha de la Liga

La Champions le ha dado vida al clásico del fútbol español cuando se cuentan seis jornadas de Liga. El Madrid se remite a su victoria en Bucarest y a la derrota del Barça en Londres para convencerse de que Capello ha dado con la tecla al tiempo que se estropeaba el equipo de Rijkaard por la ausencia de Eto'o. Así que el entrenador italiano entiende que el partido viene muy igualado, por más que la clasificación le desmienta. Nada mejor que un mano a mano contra el Barça para cuestionar los cinco puntos de ventaja que les separan. Tiene ganas de revancha el Bernabéu después de los aplausos que mereció la goleada barcelonista de la temporada pasada. Anímicamente, el Madrid parece, por tanto, que va por delante de su máximo rival.

Ante tanta excitación madridista, el Barça ha respondido que muy bien, que el favorito es normalmente el que juega en casa y que después ya se verá lo que pasa. Al Barça le anima precisamente el despecho con que se siente tratado cuando es el campeón y el líder, títulos que merecerían un mejor trato. Hay la sospecha de que el equipo azulgrana difícilmente funcionará tan bien como el curso pasado o, al menos, su sintomatología es preocupante: Ronaldinho sólo marca de momento a balón parado, la orfandad de Eto'o es contagiosa y existe un serio debate sobre quién debe ejercer de medio centro, un puesto clave para el buen funcionamiento del plantel.

Al igual que al Madrid, el encuentro le viene también que ni pintado al Barça para silenciar la cháchara de días en un par de horas. Aunque no precisan de un éxito inmediato como los madridistas, los azulgrana saben que los clásicos siempre dejan secuelas psicológicas, y de ahí su interés por subrayar su hegemonía en la Liga después de haberse batido con el Sevilla y el Valencia en el Camp Nou.

Al Barça le avala el talento de sus futbolistas, el mismo que no apareció ante el Chelsea, mientras que el Madrid se despliega a partir de un método que no es del todo instransigente por más cara de duro que ponga Capello. El técnico ha empezado a hacer concesiones a la que se ha visto en boca de todo el mundo. A falta de Ronaldo, sancionado para el choque de hoy, juega Guti, se alinea Helguera y es imprescindible Robinho, novedades que contentarán a la hinchada del Bernabéu, que ya se ha quejado por los dos empates concedidos en sólo tres partidos. Nunca ha perdido el Madrid dos veces seguidas con el Barça en el campeonato y pocas veces los azulgrana han encadenado dos derrotas consecutivas. Uno y otro equipo encuentran munición suficiente para batirse desde la confianza en el triunfo, El clásico, pues, pinta bien bonito (21.00 Canal +).

Real Madrid: Casillas; Sergio Ramos,Helguera, Cannavaro, Roberto Carlos; Emerson, Diarra; Raúl, Guti, Robinho; y Van Nistelrooy. Barcelona: Valdés; Zambrotta, Puyol, Thuram, Sylvinho; Xavi, Márquez, Deco; Messi, Gudjohnsen y Ronaldinho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de octubre de 2006