Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

España reina en los pucheros neoyorquinos

La nueva cocina hispana desplaza a la francesa y a la italiana en la moda gastronómica

En Nueva York hay más de 20.000 restaurantes y el sabor italiano y el francés era el que tradicionalmente se identificaba con la sofisticación culinaria. Pero los tiempos cambian y España no sólo ha entrado en el mapa del lujo gastronómico sino que en los últimos años se ha convertido en su principal protagonista. La nueva cocina española sigue llenando páginas en las revistas especializadas y cuando se refieren en ellas a los chefs nacionales se les trata como a auténticas estrellas de cine. No hay prueba más gráfica de ello que la presencia esta semana en la Gran Manzana de 10 nombres españoles que protagonizarán el evento gastronómico más importante de la temporada: la inauguración el viernes del International Culinary Center, el principal centro de enseñanza gastronómica de la ciudad que tras 23 años llamándose The French Culinary Institute ha decidido abrirse a los vientos de innovación que la cocina internacional está llevando a todo el mundo, cambiar su nombre y empezar su nueva andadura con tres días dedicados a la cocina española.

El ya mítico Arzak, el internacionalísimo Ferrán Adriá, el rey de la fusión Alberto Chicote, el ilimitado Quique Dacosta, el innovador andaluz Daniel García, junto a otros célebres chefs como Enrique Martínez, Joan Roca, Paco Roncero o el maestro pastelero Paco Torreblanca reinarán a lo largo de tres días de eventos culinarios organizados con el apoyo del ICEX y de Madrid Fusión.

Todos ellos, junto a la nueva estrella televisivo-culinaria José Andrés protagonizaron ayer una rueda de prensa en la que quedó claro que su conquista de los paladares estadounidenses ha sido un trabajo lento y arduo, pero satisfactorio. "Estamos viviendo un momento histórico. No podemos olvidar que aquí a principios de los noventa la gente ni siquiera sabía en qué lugar del mapa estaba España. Y ahora se nos reconoce como los representantes de la vanguardia española. Es un triunfo de todos, también ha ayudado el que se impulse la exportación de productos españoles en Estados Unidos y el que haya habido ideólogos como el crítico José Carlos Capel "señaló Ferrán Adriá, a quien el diario The New York Times proclamó en 2003 como el mejor cocinero del mundo. Para Arzak, su éxito es algo que prefiere observar como si no le estuviera pasando a él sino a otros. "Te ayuda a tener una buena perspectiva de las cosas", señaló con su acostumbrado sentido del humor. Los chefs españoles cocinarán en una cena de gala, durante la inauguración y hasta para el gran público, es decir, para quienes puedan pagar 300 dólares (239 euros) por cubierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de octubre de 2006