Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ES EL MOMENTO DE... | PROPUESTAS

El Douro, de fiesta

Durante todo el otoño, el río portugués y sus bodegas celebran el 250º aniversario de su declaración como denominación de origen. Exposiciones, conciertos y otros eventos invitan a conocer la región y su vino.

Cumple la Região Demarcada de Douro 250 años desde que el Estado portugués regulara la producción y comercio de sus vinos. En este tiempo, una de las zonas más hermosas del país vecino, patrimonio mundial por la Unesco desde 2001, ha conocido un desarrollo vitivinícola espectacular. El mundo del vino del valle del Douro es muy complejo, pero cabe distinguir tres estilos de tinto: el tradicional, cuyo precursor fue el Barca Velha de Ferreira; los vinos de un solo viñedo, al estilo francés del cru, y los vinos varietales elaborados con touriga nacional o tinta roriz. Una riqueza que expresa la potencialidad de esta zona.

Para comprenderlo en toda su complejidad hay que remontar el río y el tiempo: cien kilómetros curso arriba desde la capital, Oporto, el Douro (Duero) se encajona en un laberinto de colinas y montañas, serpenteando como en un desvarío. Es la mítica región del Alto Douro, protegida por el macizo de Maraa, donde se estrellan los vientos húmedos del Atlántico, dejando el regalo de su preciosa humedad. Paisaje para un poeta o un bandido, donde la vid come piedra y se embebe de sol. Sus abruptos flancos están tajados en bancales para instalar en ellos uno de los viñedos más difíciles que resultan, a la postre, el medio más adecuado para obtener la excelencia de sus vinos.

Una visita a sus quintas puede ser ocasión de catar sus nuevos vinos de mesa como los Vinha da Ponte, Barca Velha, Pollera, Campo Ardosa, Pintas, Quinta do Val Dona Maria... Y solazarse con alguna de las actividades programadas para celebrar el 250º aniversario de la que puede considerarse como la primera denominación de origen claramente delimitada del mundo.

Entre otras posibilidades de esparcimiento pueden visitarse el parque arqueológico do Vale do Côa y las bodegas que se encuentran en el área del parque. Hay también exposiciones de pintura y grabado, ciclo de cine sobre el Douro, performances, congresos, conciertos, encuentros gastronómicos y un largo etcétera que incluye entre otros eventos el Festival Douro Jazz, con una treintena de conciertos hasta el 30 de octubre.

- www.douronet.pt.

- www.ivp.pt.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de octubre de 2006