Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FRANCISCO LÓPEZ | Unión Nacional de Entidades Festeras | Quejas contra las celebraciones de la Reconquista

"La fiesta evoca la historia de los pueblos y no tiene una motivación religiosa"

Francisco López preside la Undef, una asociación que aglutina a 62 localidades de la Comunidad Valenciana y Murcia, fundamentalmente, que celebran fiestas de Moros y Cristianos. Sus opiniones están basadas en una amplia experiencia de la fiesta.

Pregunta. ¿Qué piensa de toda la polémica que se ha generado por la presencia de Mahoma en algunos actos de las fiestas de Moros y Cristianos y de las declaraciones en las que algunos imanes piden que se supriman?

Respuesta. Creo que estas declaraciones se hacen desde el desconocimiento básico de nuestras fiestas. Al conocerlas no se puede decir eso. Yo invito a todos los musulmanes y a los imanes, a que vivan la fiesta con nosotros, la conozcan desde dentro, y entonces opinen. Nosotros estamos dispuestos incluso a que, si una vez conocida, observan algún signo por el que se sientan ofendidos, hablar y modificarlo.

P. ¿En estos momentos, no quedan actos que puedan herir su sensibilidad?

R. No, además actos como la mahoma o la efigie, que en realidad no es la representación del profeta, representan ocho siglos de convivencia real. Son símbolos. En la época musulmana, presidían la fortaleza los signos árabes, y ese es el significado real de "la mahoma". Estas fiestas no son sólo fiesta, estamos rememorando la historia de los pueblos.

P. ¿Cuándo empezaron a plantear este debate los organizadores de la fiesta?

R. En el año 1974, en el primer congreso de Fiestas de Moros y Cristianos que se celebró en Villena, una de las ponencias ya recomendaba a todos los pueblos que celebran estas fiestas que cualquier acción o signo que pudiera entenderse ofensivo hacia cualquier cultura se fuera suprimiendo. Y en los años sesenta la mayoría de pueblos que tenían como símbolo la mahoma la fueron eliminando. Aunque Beneixama y Bocarient ya han suprimido los últimos actos que podrían entenderse como ofensivos, puede todavía quedar algo. Lo que a nosotros nos parece lógico, tal vez a otros no.

P. ¿Y tras esta polémica, cree que estas fiestas están en peligro?

R. En absoluto, quizá como pueda estarlo cualquier tradición, como la Semana Santa. Pero no hay que confundir. Esta fiesta no se hace por la religión. Es verdad que en casi todas las fiestas hay patrón o patrona pero hay otras que no. Estas fiestas combinan cultura, tradición e historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de octubre de 2006