Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Reyes y republicanos en capilla

Don Juan Carlos entrega en la Mezquita de Córdoba las Medallas de Oro de las Bellas Artes

¿Qué hace un republicano de izquierdas en una capilla recibiendo un premio de manos del Rey? No es el comienzo de un chiste. Tampoco es el reproche que haría un miembro de la vieja guardia comunista ante el desliz de un camarada. Es lo que ocurrió ayer en la capilla de Villaviciosa de la Mezquita de Córdoba.

Y no es que el mundo se volviera loco, loco, loco. Lo que ocurrió es que Don Juan Carlos fue el encargado de entregar las Medallas de Oro de las Bellas Artes. Una de las medallas (que no son de oro, sino de colorines) fue a parar al cantante y compositor Joaquín Sabina.

Sabina, con una corbata en el cuello y una sonrisa en la boca, quiso puntualizar: "Las medallas las concede un Consejo de Ministros de un Gobierno democrático y de izquierdas". Dicho esto, el Rey y la Reina fueron los encargados de presidir el acto y entregar los 22 galardones.

Y tampoco es que se percibiera mal rollo entre don Juan Carlos y Sabina. De hecho, al comienzo del acto los ojos de los dos se cruzaron y se sonrieron amistosamente. Pero entre los invitados parecía que hubiera una cierta inquietud, quizás expectación, por ver qué haría el sorprendente cantautor cuando el monarca le entregara la medalla. Al final, todo dentro del protocolo: le dio la mano, le sonrió y volvió a su sitio formalito.

La ceremonia fue normal y sobria. Lo más variado fueron los asistentes y premiados. Vestimentas de todo tipo: había uniformes militares, sotanas de lujo (el Cabildo catedralicio era el anfitrión), trajes de chaqueta oscuros, vestidos de fiesta, faldas pantalón (como la que lució el diseñador Francis Montesinos, también premiado)... Mezclas extrañas, eso es lo que había. Porque, ¿qué hace un rockero recibiendo un premio de manos del rey en una capilla? No es otro chiste malo, era Rosendo Mercado, quien también se llevó su medalla.

"Hoy nos han premiado a los perjudicados por la vida", dijo el actor Juan Diego. "Ha habido muchos guiños en la lista de premiados", añadió.

Además de los cuatro ya mencionados, los 22 laureados fueron el cantaor Enrique Morente; la cantaora Carmen Linares; el cantante Raphael; la bailaora Manuela Vargas; la emisora Radio Clásica de RNE; la compañía de teatro Royal Shakespeare Company; la Hispanic Society of America; la artista Elena Asins; el pintor Guillermo Pérez Villalta; la galerista Soledad Lorenzo; la historiadora del arte Natacha Seseña; el filósofo ya fallecido Julián Marías; la escritora Josefina Aldecoa; la periodista y novelista Maruja Torres (quien no pudo asistir al acto por estar en Líbano); el editor Joseph Lluis Monreal; la bibliotecaria Mercedes Dexeus; el torero José María Manzanares; y la directora Josefina Molina Reig, la encargada de pronunciar el discurso de agradecimiento en nombre de todos los galardonados.

Si la lista se mira con detalle, se observa que, entre los premiados, hay ocho andaluces. Un 36,3%. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, lo interpretó como un reconocimiento de lo que aporta la región a la cultura española. Raphael exclamó con una sonrisa más grande de lo habitual un "¡cómo tiene que ser!". Y Juan Diego reconoció que los "andaluces tenemos un espíritu y una actitud artística ante la vida". Sin embargo, el actor reflexionó: "Hombre, somos ocho millones de personas y es natural que aportemos a la cultura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de octubre de 2006