Los problemas de la inmigración irregular

El Congreso rechaza prohibir por ley las regularizaciones masivas

El Congreso rechazó ayer una moción del PP con una veintena de medidas contra la inmigración irregular. Entre ellas destaca la pretensión de los populares de que se prohíba por ley realizar "nuevas regularizaciones masivas de inmigrantes ilegales".

El PP mantiene que la última regularización del Gobierno socialista, y que estaba ligada a tener un contrato de trabajo, ha "provocado un efecto llamada por el que están entrando miles de inmigrantes por tierra, mar y aire".

Ana Pastor, responsable de inmigración del PP, defendió la moción, que también pretendía buscar el compromiso de los países de la Unión Europea "para que no vuelva a haber procesos de regularización masiva y para que ningún país de la UE tome decisiones sobre inmigración de manera unilateral". El PP también solicitaba incrementar la dotación presupuestaria para tratar la inmigración. Esta reclamación de duplicar esos fondos la llevarán al debate de Presupuestos.

Más información

La diputada socialista Pilar López tildó la moción popular de "auténtico despropósito" y acusó al PP de "no dejar trabajar al Gobierno". López recordó a Pastor que el PP también hizo regularizaciones de inmigrantes cuando estaba en el Gobierno, y que "dejó a 700.000 personas trabajando sin documentación y sin derechos".

El portavoz de Coalición Canaria, Paulino Rivero, pidió el entendimiento entre el PSOE y el PP "después de la llegada masiva de cayucos a lo largo de este verano y de la generalización de una conciencia colectiva en el conjunto del Estado de que la inmigración clandestina es un problema". Rivero lamentó que "la posición política en la que están tanto el PP como el PSOE hagan inviable un gran acuerdo de Estado necesario para afrontar este fenómeno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 05 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50