Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Debate de política general

Camps reitera sus promesas electorales

El presidente repite en las Cortes los anuncios realizados en los actos de la Generalitat

El presidente del Consell, Francisco Camps, reiteró ayer, en el debate de política general celebrado en las Cortes Valencianas, las promesas electorales anunciadas en las últimas semanas en los cinco actos celebrados en el Palau de la Generalitat. Más que un debate sobre el estado de la Comunidad Valenciana, lo que ayer se vivió en el hemiciclo fue algo parecido a una sesión de investidura, en la que Camps propuso más de un centenar de medidas para los próximos años. El líder del PSPV, Joan Ignasi Pla, tachó a Camps de "falso profeta que con nuevas profecías intenta tapar el incumplimiento" de promesas formuladas en debates anteriores. Y le advirtió de que los falsos profetas "acaban predicando en el desierto". El portavoz socialista reiteró la propuesta de pacto para luchar contra la corrupción. Pero el presidente volvió a obviarlo y tachó a los socialistas de "inventores" de la corrupción.

Pla acusa al presidente de confundir el Palau de la Generalitat con el comité electoral del PP

Camps dice que "se ha hecho mucho y bien" y "todo está en marcha y va por buen camino"

Durante una hora y 15 minutos, y en un discurso plano y con escaso énfasis, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, utilizó el debate de ayer en las Cortes, donde teóricamente debería haber explicado la gestión realizada por su Consell desde el pleno de política general del pasado año y la que tiene previsto llevar a cabo hasta el próximo -en este caso sólo hasta las elecciones de mayo de 2007- para exponer su programa electoral, en su condición de candidato del PP a renovar como presidente, con una retahíla de promesas, muchas de ellas con el año 2010 como horizonte. Un discurso que Camps leyó íntegramente -sólo se permitió alguna ligera modificación sobre la marcha- y que fue interrumpido en numerosas ocasiones por los aplausos de los diputados populares, que casi siempre iniciaba, a modo de encargado de claque, el portavoz adjunto Rafael Maluenda.

La mayor parte de las promesas, las profecías y los anuncios que Camps hizo ayer en las Cortes ya los había formulado en las últimas semanas en los cinco actos institucionales celebrados en el Palau de la Generalitat, que, bajo el lema Más Comunitat, han servido para presentar su programa electoral ante empresarios y altos cargos del Consell. Algo que ayer le afeó el líder del PSPV, Joan Ignasi Pla, quien le acusó de confundir el Palau de la Generalitat "con su comité electoral". Pla criticó que Camps se haya dedicado a "pedir el voto desde la casa de todos los valencianos". Además de anunciar su programa, Camps ha aprovechado esos actos para pedir a los altos cargos de la Generalitat que salgan a la calle a publicitar su gestión y a lograr que uno de cada dos votos en las próximas elecciones sea para el PP. Algo que los socialistas han considerado "una desfachatez".

Ayer, Camps empezó por asegurar que ha cumplido los compromisos que adquirió en su investidura, en 2003. "Hoy renuevo mi compromiso de investidura", aseguró, "hasta que entre todos logremos la Comunidad que sueño". El resumen de su gestión, sin la más mínima autocrítica, lo condensó así el presidente: "Se ha hecho mucho y bien. Todo está en marcha y todo va por buen camino. Y sabemos cuáles son las pautas que llevarán a nuestra Comunidad a crecer de forma inteligente". El concepto -que no explicó- del "crecimiento inteligente" jalonó el resto de su alocución: "Les ofrezco y aseguro un crecimiento inteligente para una Comunidad más humana". "Les ofrezco y aseguro un crecimiento inteligente para una Comunidad más próspera". "... para una Comunidad más sostenible". "... más competitiva". "... más confiada".

Desgranó más de un centenar de esas promesas, anuncios y profecías, todo ello adobado con muchos números: de las aulas, de los colegios, de los hospitales o de las viviendas que piensa construir, y de líneas presupuestarias que dedicará a todos esos proyectos. Eso sí, sin explicar cómo, dado el actual estado de las arcas de la Generalitat -deuda, déficit, facturas en el cajón-, piensa financiar todo eso.

Se lo recordó Pla, que inició su intervención felicitándose por que el presidente hubiera "recuperado el habla" después de meses de silencio y de no intervenir anteayer en el debate de la moción de censura. "Qué error cometió usted ayer [por el miércoles], y qué desprecio más absoluto hizo a la soberanía del pueblo valenciano", le dijo el socialista al presidente. Y, tras asegurar que Camps había "pasado de la ausencia a la prepotencia", afirmó que con su actitud ante la moción de censura el presidente "se ha retratado tal como es", esto es, "temeroso de dar la cara y de mirar a la cara a aquel que le está censurando", y "temeroso de debatir sobre su gestión".

Pla calificó al presidente de "falso profeta que con nuevas profecías intenta tapar el incumplimiento" de promesas formuladas en debates anteriores y le advirtió de que los falsos profetas "acaban predicando en el desierto". Afirmó que muchas de las promesas y anuncios que acababa de formular el presidente no eran ninguna novedad y le afeó los incumplimientos del Consell en materia de educación y sanidad, entre otros. Por eso acusó a Camps de utilizar, en su forma de hacer política, el estilo de Aznar y Acebes, basado, dijo, en "el esquema de la repetición, la mentira y el engaño". Y le espetó: "Usted, cada día que pasa está perdiendo más el norte".

El portavoz socialista reiteró la propuesta de pacto para luchar contra la corrupción que formuló el miércoles durante el debate de la moción de censura contra Camps. "Se lo vuelvo a ofrecer porque es importante que la sociedad esté tranquila", afirmó Pla, que acto seguido preguntó al presidente por qué dice que lucha contra la corrupción y sin embargo mantiene en cargos públicos a personas imputadas en casos de corrupción -citó a Carlos Fabra, Luis Díaz Alperi y Pedro Ángel Hernández Mateo- y no se persona en las causas judiciales abiertas por el caso Terra Mítica o el caso Ivex.

Si en su primera intervención el presidente había mantenido un tono pausado, en las dos réplicas a Pla cambió por completo. Y no sólo en la forma, también en el fondo. Porque Camps se olvidó de su programa, de sus promesas, de sus anuncios y de sus profecías para entrar de lleno en la misma línea argumental que el día anterior había elegido el portavoz del PP, Serafín Castellano, durante el debate de la moción de censura. Un debate que el presidente había eludido. Así, descalificó la iniciativa de los socialistas y a su promotor, endosó al primer partido de la oposición todas las sospechas sobre corrupción, sin reconocer ninguna de las que afectan a su propio partido, criticó al Gobierno central, que, según los populares "perjudica deliberadamente" a la Comunidad Valenciana, y acusó a los socialistas de intentar "crispar" y "tensar" el ambiente político, de mantener "el discurso de la catástrofe" y del "rencor". Dijo que los socialistas son "los inventores de la corrupción" y obviando la oferta de Pla, se limitó a proponer al portavoz socialista sentarse con él y "explicar los dos cuál es su patrimonio".

Al final, casi a gritos y entre las risas y las protestas de los socialistas -"Que lo aten", dijo un diputado del PSPV- Camps se enredó en su propio discurso, renegó del franquismo, empezó a contar -pero no acabó- que de pequeño le gustaban los cómics de Astérix y afirmó que le da "terror" que el Gobierno valenciano "caiga en manos de la izquierda radical".

La intervención, ya por la tarde, de Serafín Castellano, discurrió por cauces más pausados: "Es una satisfacción hablar hoy en positivo; ayer fue el debate de la corrupción y el negativismo y hoy, el discurso del siglo XXI", dijo, y contrapuso "la responsabilidad de la transparencia" del Consell a las "censuras y la política de tierra quemada".

A última hora de la tarde los grupos presentaron las propuestas de resolución que se debatirán hoy: 23 del Grupo Popular, 40 del Grupo Socialista y 12 de Esquerra Unida-L'Entesa. Las del PP piden más inversiones del Estado, la transferencia de la gestión de trenes de cercanías y aeropuertos, el agua y la inmigración. Las del PSPV se refieren a la sanidad, la investigación, la inspección y los servicios sociales. Y las de EU-L'Entesa, al urbanismo, el agua y los residuos.

INTERCAMBIO DE FRASES

- Camps: "Ustedes son los inventores de la corrupción"

- Pla: "Ha mostrado usted una incapacidad manifiesta para atajar la corrupción"

- Camps: "Sostiene su discurso sobre la base de que los otros mienten y usted no"

- Pla: "Los falsos profetas acaban predicando en el desierto"

- Camps: "Les ofrezco y aseguro un crecimiento inteligente"

- Pla: "Usted, cada día que pasa está perdiendo más el norte"

- Camps "Señorías, volveré y cumpliré mi palabra"

- Pla: "Volveré, fue lo que dijo Mc Arthur cuando lo tiraron los japoneses. Eso significa que está abandonando"

- Camps: "Creo en Gobiernos fuertes y transparentes y no en otro tipo de experimentos abocados al fracaso"

- Pla: "Qué error cometió usted ayer, qué desprecio al pueblo valenciano"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de octubre de 2006

Más información