Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una cita marcada por la incertidumbre sobre el A380

La conferencia que se celebra esta semana en Sevilla tiene un marcado carácter técnico, al que se acogieron los responsables de EADS, el gigante europeo aeronáutico, para rehusar cualquier comentario sobre el retraso en el programa estrella de la compañía, el superjumbo A380. Pero las noticias publicadas estos días en París y Berlín han acaparado la atención del sector.

El miércoles pasado, Christian Streiff, máximo responsable de Airbus (la división de transporte civil de EADS), anunció en la capital francesa que la fecha de entrega del primer A-380 se aplaza de nuevo, hasta octubre de 2008, por problemas en la producción e instalación del cableado. Este retraso, sumado a otros, implica un recorte de 4.800 millones de euros en los ingresos esperados hasta 2010. Y llevó a EADS a anunciar una reestructuración, empujada también por el mejor desempeño de la competencia norteamericana (Boeing).

El consejero delegado de EADS, Thomas Enders, matizó ayer que la reestructuración se centrará en la organización empresarial y administrativa y no afectará al empleo en las plantas de Airbus, como la que opera en Cádiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de octubre de 2006