Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Desde el Pacífico

Cómo la web 2.0 afecta a los medios de comunicación

La web 2.0 ha vuelto a cambiar la forma de adaptación de los medios de comunicación tradicionales.

LA VELOCIDAD CON LA que la web evoluciona no tiene paragón. Apenas los medios de comunicación se están convenciendo -a regañadientes- de la necesidad de gastar dinero en la web, sin saber su rentabilidad, y la siguiente etapa se les echa encima. El público encuentra nuevos servicios en la web 2.0, los usa, se acostumbran a ellos y termina favoreciendo quienes los ofrecen. La cultura cambia y nadie lo puede ignorar. Veamos algunos ejemplos ilustrativos -y otros que no lo son tanto- que modifican el ecosistema de los medios.

Las noticias no existen cuando no están registradas por los motores de búsqueda. El principal impacto de Google sobre los sitios de información es que permite el acceso del público directamente a un artículo sin pasar por la página ancla. Corolario: los medios que funcionan en un universo cerrado (de pago) no existen, ya que su contenido no está siendo indexado. Para resolver esto, algunos periódicos de pago acaban de aceptar que Google indexe sus archivos (algo significativo ya que en la web, a diferencia del papel, los artículos viejos siguen atrayendo un tráfico notable).

El ecosistema de los medios se altera por la multiplicación de herramientas todavía incipientes, pero que contribuyen a cambiar el uso de la 'web'.

El principal impacto de Google sobre los sitios de información es que permite el acceso del público directamente a un artículo, sin pasar por la primera página del medio.

Gracias a su oferta de anuncios clasificados gratis, sin límite de tamaño, colocados en la Red directamente por la gente, Craigslist trastoca la economía de los periódicos que sacan buena parte de sus ingresos por ese servicio. La interactividad facilita además la formación de comunidades que contribuyen mucho al reconocimiento de la marca y al tráfico en ese sitio.

Wikipedia muestra, por su parte, que el conocimiento, el acceso a la información y la capacidad de publicar no son privilegio de los expertos. La calidad de su enciclopedia dinámica (se adapta en todo momento) le permite reaccionar a la actualidad, brindando la información de fondo y de contexto que muchos medios tradicionales obsesionados por las noticias de última hora, ignoran.

No es casualidad si estos tres conocidísimos sitios tienen una prolongación que se refiere directamente al periodismo. Google, tiene Google News, Wikipedia WikiNews. El fundador de Craigslist, Craig Newmark (cnewmark.com) apoya el periodismo ciudadano y brinda su ayuda económica a la nueva iniciativa NewAssignment.net, que reúne a periodistas profesionales y ciudadanos con financiación de ONG.

Además de la considerable influencia de esos sitios muy transitados, el ecosistema de los medios está siendo alterado por la multiplicación de herramientas todavía incipientes, pero que contribuyen a cambiar la forma en que usamos la web.

El motor de búsqueda especializado en blogs Sphere.com permite al lector interesarse por un artículo en cualquier sitio, encontrar los blogs que lo mencionan así como los que tratan del mismo tema, independientemente de si son competencia o no. Muy diferente del supuesto equilibrio de los grandes medios tradicionales, permite acceder a fuentes de información verdaderamente diversificadas.

Berkeley, CA Crime Log (berkeleyca.crimelog.org) es un mashup (sobreposición de dos tecnologías) que permite llevar sobre un mapa de Google, los crímenes delitos e infracciones cometidos en Berkeley.

El recién nacido Wikio.es (existe en varios idiomas) es algo como un súperGoogle News más ágil y sofisticado. Reúne flujos de medios y de blogs. MiWikio permite escoger los temas sencillamente, a través de etiquetas escritas por el lector. Basta introducir palabras separadas para que Wikio se centre en los temas indicados. También se puede indicar la dirección de blogs o sitios.

Quienes dudan de la influencia de la interactividad y de la capacidad de sacarle provecho a la colaboración que ofrece la web 2.0 corren el riesgo de descubrir su error de manera poco agradable. Digg, por ejemplo, ya permite encontrar y puntuar los artículos interesantes en un tipo de concurso de belleza.

Con esas herramientas en la mano (y muchas otras) el público utiliza la web a su manera, muy diferente a la que practicaban y quisieran seguir practicando algunos medios de comunicación y periodistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de octubre de 2006