Una pareja y su nieto, intoxicados tras comer setas venenosas

La temporada de setas comienza con muy buenas perspectivas y con una clara señal de alerta. Una pareja de la Selva de 70 y 71 años y su nieto de 14 permanecen ingresados en el área de vigilancia intensiva del Hospital Clínico de Barcelona por comer una de las especies más temidas de los bosques catalanes: la amanita phalloides, conocida popularmente como farinera borda.

El Departamento de Salud sospecha que la intoxicación se originó en una comida el pasado miércoles. Aunque la ingestión de un solo ejemplar de amanita puede provocar la muerte, la recuperación de los tres intoxicados no presenta, según fuentes sanitarias, complicaciones.

La amanita phalloides puede confundirse en algunos casos con setas más populares, como el pixaconill, la cualbra llora o el ou de reig. En la mayoría de los casos estas confusiones se deben a que la exposición a las inclemencias meteorológicas o determinada composición del terreno pueden influir en dotar a la seta de una pigmentación o forma que no es la canónica. La farinera borda tiene un característico anillo membranoso en su pie que acostumbra a alertar a los buscadores. No obstante, su carne es tierna, dulce al gusto y tiene un olor suave.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS