El PP trata de limitar el rechazo a la universidad internacional

Con un día de retraso, el Gobierno valenciano se refirió ayer al rechazo al proyecto de la Universidad Internacional Valenciana (UIV) que impulsa el Consell. Pero no fue el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a quien los rectores de las universidades públicas valencianas mostraron ese rechazo, sino el vicepresidente, Víctor Campos, quien habló. Campos señaló al rector de la Universidad Jaume I, Francisco Toledo, como único oponente al proyecto pese a que éste solicitó el viernes, "en nombre de todos los rectores", la paralización de la UIV. Los dirigentes universitarios no sólo habían pactado el texto de reivindicación sino que estuvieron junto a Toledo, en el inicio de curso de la Jaume I, para despejar cualquier duda. Pero Campos se refirió sólo al rector castellonense, al que pidió que explique "por qué no quiere que la provincia tenga una nueva Universidad". Todo pese a que Toledo citó los problemas jurídicos, el gasto público y el hecho de que no complementará la oferta existente como motivos principales.

Por su parte, Isabel Escudero, vicesecretaria general del PSPV, sostuvo que si el consejero de Universidades, Justo Nieto, "tuviera dignidad política, debería irse". Escudero calificó de "virtual" el proyecto de la UIV y acusó al consejero de "engañar" a las universidades por no contar con ellas y anunciar su creación a espaldas de los rectores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción