Venta del 25% de la producción

El grupo alemán E.ON tendrá que desprenderse de activos que suponen en torno al 25% de la producción de Endesa, según el diseño de la operación de la que se ha dado cumplida cuenta al Gobierno alemán. Esto significa que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) tiene que rectificar, y que la rectificación tendrá que verse plasmada en la respuesta que el Ministerio de Industria debe dar al recurso de alzada que interpuso en agosto el grupo alemán contra la resolución de la CNE, donde se obligaba a vender el 33% de esos activos. Además, se especificaba que las ventas afectaran a las nucleares, varias centrales de carbón y los mercados extrapeninsulares de Endesa (es decir, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla).

No se conocen con detalle los extremos de las nuevas exigencias, pero se sabe que E.ON, como se puede desprender del recurso de alzada, pretendía que el recorte rondara el 15%. E.ON puede vender esos activos o parte de ellos a Gas Natural como compensación y que, entre ellos, podría haber alguno de Latinoamérica. Según algunas fuentes se le ha ofrecido el 10%, aunque parece que se vería obligada a hacer una subasta. Pero hay otros grupos interesados. Por ejemplo, Iberdrola, con el que Gas Natural había pactado venderle activos por más o menos el 25%.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS