Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'Atlantis' llega a la Estación Espacial y los nueve astronautas reanudan su construcción

Abrazos y sonrisas ambientaron la llegada del transbordador Atlantis a la Estación Espacial Internacional casi dos días después de su lanzamiento desde cabo Cañaveral. El vehículo atracó en la estación a las 12.48, hora peninsular española, y sus seis tripulantes, todos estadounidenses menos un canadiense, pudieron entrar en la estación menos de dos horas después. Allí les esperaban los tres miembros de la tripulación permanente: un europeo, un ruso y un estadounidense. Los nueve se pusieron casi inmediatamente a trabajar, para reanudar la construcción de la base, interrumpida desde noviembre de 2002 por la catástrofe del Columbia a principios de 2003.

A las 16.45 se produjo una de las operaciones más importantes de esta etapa, controlada a distancia desde dentro de la estación. El brazo robótico del transbordador tenía agarrados en su extremo los dos segmentos de la viga principal de la estación, de 17,5 toneladas, que habían viajado en la bodega. Por el otro extremo agarró el paquete el brazo robótico de la estación, de mayor tamaño y entonces lo soltó el primero. Mañana este robot, llamado Canadarm por ser de fabricación canadiense, se trasladará al final de la viga actual con su carga para situar en su sitio los dos nuevos segmentos.

Después, dos astronautas -la única mujer, Heide Stefanyshyn-Piper, y su compañero Joseph Tanner- iniciarán el primer paseo espacial de los tres previstos, para preparar la conexión de los nuevos segmentos. La noche pasada los dos tenían previsto dormir separados de sus compañeros, en una escotilla en la que la presión de la atmósfera de oxígeno que respiran es ligeramente inferior, para limpiar su cuerpo de nitrógeno y poder salir al espacio con un tiempo menor de preparación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de septiembre de 2006