Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un menor de Almería mata a otro de un disparo de escopeta

El municipio almeriense de Adra celebrará esta mañana a las 10.00 el funeral por el menor de seis años que murió el domingo por una insuficiencia respiratoria tras recibir un impacto de perdigón en el pecho. Los hechos ocurrieron mientras el padre del niño limpiaba su escopeta y otro niño que jugaba con el fallecido, tres años mayor que él, manipuló el arma en un descuido del padre. Se desconoce realmente lo ocurrido al haberse decretado el secreto del sumario, pero al parecer los niños jugaban con el arma en un callejón junto a la vivienda en la barriada de Puente del Río. Algunos de los detalles revelados es que el padre había sacado la escopeta para limpiarla y los niños, sin saber que estaba cargada, la cogieron para jugar. El pequeño fue trasladado al centro de salud más próximo y de ahí al hospital Torrecárdenas de Álmería, en donde se certificó su muerte. Las graves heridas sufridas en el pecho por impacto de los perdigones impidieron salvar su vida y el niño falleció tras una parada cardiorrespiratoria. En la mañana de ayer le fue practicada la autopsia. Según la Guardia Civil el caso fue un accidente. Desde enero se han abierto en Almería más de 1.250 expedientes administrativos por irregularidades en la posesión y uso de armas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de septiembre de 2006