Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Aragón califica de provocación el plan de Camps de llevar el trasvase a la Expo

Medio Ambiente estudia trasvasar agua del Tajo medio al Segura como alternativa al Ebro

El presidente del Consell, Francisco Camps, cosechó ayer un no rotundo de las instituciones públicas y formaciones políticas de Aragón a su iniciativa de reivindicar el trasvase del Ebro en el marco de la Exposición Internacional de Zaragoza de 2008. El presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Marcelino Iglesias, calificó la propuesta como "una provocación". Mientras, el Ministerio de Medio Ambiente, según fuentes socialistas, estudia un trasvase desde el Tajo medio a la cuenca del Segura como alternativa al Ebro junto al programa de desalación.

Los partidos estudian medidas legales contra el pabellón conjunto de Valencia y Murcia

La propuesta de los presidentes de la Comunidad Valenciana y de la Región de Murcia de abrir un pabellón conjunto en la Exposición Internacional de Zaragoza para defender el trasvase del Ebro fue contestada en primera persona el titular del ejecutivo autonómico aragonés: "No podemos bajar la guardia porque el PP sigue defendiendo la realización del trasvase del Ebro", dijo Iglesias, quien añadió que para los aragoneses la actitud de los presidentes de Murcia y Valencia se puede considerar "como una provocación". Francisco Camps y Ramón Luis Valcárcel aseguraron el miércoles en San Pedro del Pinatar que el objetivo de su iniciativa es "demostrar a toda España que hay agua para todos en este país".

El presidente de Aragón hizo un llamamiento a la prudencia a sus homólogos valenciano y murciano: "Que no sean imprudentes [Camps y Valcárcel], que no introduzcan elementos de confrontación en acontecimientos como la Exposición Internacional, dedicada al agua y al desarrollo sostenible. La Expo no es el lugar más adecuado para defender el trasvase del Ebro", argumentó.

A las críticas del jefe del Ejecutivo aragonés se sumaron las de los dirigentes de otras formaciones políticas de la región, entre ellos, el portavoz del Partido Aragonés (PAR) en las Cortes de Aragón, Javier Allué, y el presidente de la Chunta Aragonesista, Bizén Fuster. El primero calificó la pretensión de las regiones de Valencia y Murcia de reivindicar el trasvase del Ebro en la Expo como "un auténtico disparate y contrasentido, además, de un acto de chulería sin razón de ser". Para Allué, "ya está demostrado que el trasvase del Ebro no soluciona los problemas de la escasez de agua de otras comunidades". "Hay otras alternativas", añadió el diputado del PAR, "que pasan por cuantiosas inversiones que el Gobierno hace en beneficio de la Comunidad Valenciana y Murcia, pero no para Aragón".

Mientras, el presidente de la Chunta Aragonesista, apostó por impedir "legalmente" que Murcia y la Comunidad Valenciana acudan a la Exposición Universal de 2008 a defender el trasvase del Ebro. "Esa demanda no se corresponde con el lema del evento, Agua y desarrollo sostenible". Fuster subrayó que el hipotético pabellón conjunto de Valencia y Murcia en la Expo es "otra muestra más de la reiterada demagogia barata de los dos presidentes, ya que ellos defienden el modelo más insostenible que existe en relación con el agua". Mientras, el coordinador general de IU-Aragón, Adolfo Barrena, estimó que con su propuesta de defender conjuntamente su gestión del agua en la Expo de 2008 y el derogado trasvase del Ebro Valencia y Murcia "pretenden ocultar que han sido incapaces de hacer una gestión adecuada de los recursos hídricos".

La lluvia de reproches a Camps sólo fue contrarrestada por una voz, la del vicesecretario regional del PP de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa. Éste puso su punto de mira en la gestión del agua que realiza el Gobierno. Costa lamentó la "tolerancia indignante" de la titular del Ministerio de Medio Ambiente, Cristina Narbona, con los "excesos de La Mancha" y tildó de "hipócrita y partidista" su gestión.

Por otro lado, el Ministerio de Medio Ambiente estudia un conjunto de medidas para trasvasar agua desde el Tajo medio al río Segura, como alternativa a la derogación del trasvase del Ebro junto a las inversiones que se están realizando en materia de desalinización de agua y demás medidas contempladas en el Programa Agua, según confirmaron ayer a Europa Press fuentes socialistas en Murcia.

Los primeros trabajos incluyen aprovechar las aguas del abastecimiento urbano de Madrid, aguas abajo de la capital de España y, por tanto, garantizado el abastecimiento. En este sentido, el secretario general de los socialistas murcianos, Pedro Saura, propuso ayer un Pacto de Estado con todas las Comunidades Autónomas implicadas (Murcia, Castilla-La Mancha, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana) para sacar adelante este proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de septiembre de 2006