Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ZAPATILLA O CHANCLETA

Pelo en la cara

Piense en una joven Brooke Shields y acertará. Concéntrese en su cara y, más exactamente, en sus cejas. Pobladas, grandes y fuertes. Así se llevan ahora. Nada de depilados y raquíticos hilos. Lo dice The New York Times (Tire sus pinzas, asegura en titulares) y cualquier maquillador al que se le pregunte. Las marcas cosméticas han tomado nota y lanzan un auténtico arsenal para moldear unas engordadas cejas. Incluso para simular pelo allí donde no lo hay. Aunque hay que tener cuidado. Si no, más que Brooke Shields, se acaba una pareciendo a Groucho Marx. Que apetece menos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006