Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno impulsa la inversión de los fondos en deuda pública con cambios en la regulación de los Fondtesoro

El Gobierno ha dado los primeros pasos para intentar devolver a los Fondtesoro parte de su atractivo perdido. El Ministerio de Economía ha decidido flexibilizar ese tipo de fondos, que destinan el grueso de su inversión a títulos de deuda pública, para que sean más atractivos con vistas al público. Menores comisiones, mayor rentabilidad y categorías más sencillas son algunas de las novedades impulsadas por Economía.

Los Fondtesoro se rigen por convenios entre la Dirección General del Tesoro y las entidades gestoras que se ajustan a un modelo predefinido. El Ministerio de Economía y Hacienda publicó el sábado en el Boletín Oficial del Estado una Orden que establece nuevos modelos de convenio que permitirán dotar de mayor atractivo a estos productos.

Según Economía, "los Fondtesoro han mostrado ser una alternativa de inversión segura y rentable para los ahorradores, a la vez que vienen proporcionando al Tesoro Público una fuente considerable de demanda de Deuda Pública". "Sin embargo, para mantener el éxito de estos productos, es necesario asegurar que los convenios de colaboración entre el Ministerio de Economía y Hacienda y las gestoras de los fondos se mantengan en línea con las tendencias del mercado en aspectos como las comisiones cobradas o las políticas de inversión".

Los cambios en la regulación se enmarcan en la reforma legislativa que abarca a todas las instituciones de inversión colectiva y que, entre otras novedades, amplía la gama de productos en que pueden invertir los fondos y permite estructuras más flexibles.

Para el caso de los Fondtesoro, los nuevos convenios tipo introducen cuatro novedades principales, según explica Fernando Azcárate, responsable de gestión de renta fija de Ahorro Corporación, la entidad líder en este segmento del mercado.

En primer lugar, se flexibiliza la política de inversión, de modo que los Fondtesoro podrán invertir hasta un 30% en títulos de renta fija de emisores privados de alta solvencia, frente al 10% actual.

En segundo lugar, se reducen de cinco a tres las categorías de Fondtesoro. Los habrá a corto plazo, a largo plazo y Fondtesoro Plus (estos últimos pueden invertir una parte de su cartera en títulos de renta variable).

Las comisiones, en tercer lugar, se reducen con los nuevos convenios. El total no podrá superar el 1,25% en los Fondtesoro a largo plazo; el 1,05%, en los de corto plazo, y el 1,35% en los Fondtesoro Plus.

Por último, los nuevos convenios tipo permitirán a los gestores utilizar los derivados no sólo como instrumento de cobertura, sino también como herramienta de inversión. Se da carta legal así a una operativa que en la práctica venía produciéndose por vía indirecta.

"Los Fondtesoro han ido perdiendo brillo en los últimos años por la imposibilidad de alcanzar las rentabilidades de otros productos y por la escasa flexibilidad que permitían. Los nuevos convenios permitirán frenar esa tendencia", explica Azcárate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006