Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un edil de Punta Umbría abandona el PP y deja en minoría al alcalde

El concejal de Deportes y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Punta Umbría (Huelva), José Garrido, abandonó ayer el Partido Popular (PP) y pasará al grupo de no adscritos. Garrido justificó su decisión en el "carácter autoritario del alcalde", el popular José Carlos Hernández. La decisión del edil se une a la renuncia presentada el pasado 8 de marzo por la ex concejal de Medio Ambiente Rocío Vélez, también del PP, formación que pasa a tener ocho concejales frente a los siete del PSOE y los dos no adscritos.

Garrido aseguró en un comunicado que discrepa de "una gestión municipal que es más que mejorable" y que su dimisión obedece "únicamente a motivos políticos". "Es lo más acertado para el bienestar presente y futuro de los ciudadanos de Punta Umbría. Nadie debe ver influencias ajenas a mi propia conciencia", añadió Garrido, quien reclamó "respeto".

"Durante más de tres años he trabajado con intensidad y dedicación a favor del deporte y el medio ambiente de Punta Umbría, pero el alcalde ha obstaculizado en reiteradas ocasiones este trabajo, al erigirse en centro absoluto de atención, con una evidente falta de respeto a la labor tanto mía como de otros concejales y de los técnicos municipales, a los que no deja trabajar en las condiciones necesarias. El alcalde actúa de forma arbitraria y sectaria con personas y entidades representativas de la sociedad puntaumbrieña, faltando el respeto a empresarios, clubes y asociaciones de la localidad", señaló Garrido.

El edil añadió a la lista de agravios "el abandono de las políticas sociales, la regresión experimentada en materia de seguridad ciudadana, la imposición sin debate de las decisiones en materia de urbanismo o de las contrataciones de personal para el Ayuntamiento".

Reacción de Hernández

El alcalde consideró que la actitud de Garrido "va en contra de la que en 2003 adoptaron libremente los electores". En conferencia de prensa con el resto del equipo de gobierno, el alcalde recordó que "quedan pendientes de aprobar en pleno proyectos importantes para el municipio, como el de los convenios urbanísticos", y defendió, por encima de las críticas del edil dimitido, que "Punta [Umbría] ahora está mejor que nunca".

"Esta decisión [la del edil] se produce cuando se acaban de poner de manifiesto escándalos urbanísticos del anterior equipo de gobierno, del PSOE, y nos hace pensar que pudiera ser que el Partido Socialista esté detrás de todo esto", señaló el alcalde puntaumbrieño.

El edil dijo que "se intenta paralizar Punta Umbría por motivos políticos". "Si se quiere derrocar a un equipo de gobierno, hay que hacerlo en las urnas. Y más aún si quedan tan sólo nueve meses para las próximas elecciones municipales", concluyó el alcalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006