Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Para entender España

España pasa por ser un país que cuenta con muchos historiadores por metro cuadrado. Historiadores de pacotilla, eso sí, que no dudan en retorcer los acontecimientos a su antojo para que todo cuadre en un esquema ideológico previamente diseñado. Son aprendices de brujo que desprecian el estudio de los datos, la investigación en los archivos o el testimonio de los protagonistas para lanzarse a difundir panfletos con absoluto desprecio de la realidad histórica. Entre el cainismo español, por un lado, y las graves deficiencias del sistema educativo, por otro, estos manipuladores encuentran su caldo de cultivo, ya sea para pontificar sobre los Reyes Católicos, para satanizar la cultura musulmana o para desprestigiar a Manuel Azaña.

HISTORIA DE ESPAÑA

Julio Valdeón, Joseph Pérez y Santos Juliá

Espasa Calpe. Gran Austral

Madrid, 2006

635 páginas. 23 euros

El discurrir histórico de lo que hoy conocemos como España ha estado plagado de invasiones, guerras, cambios de regímenes políticos, rivalidades dinásticas, revoluciones sociales y transformaciones vertiginosas en algunos periodos. Se trata de un país extenso, donde se hablan cuatro idiomas, que fue metrópoli de un inmenso imperio colonial, que llevó el español y la religión católica al continente americano, y que tuvo un papel relevante en toda Europa. No resulta, por tanto, fácil el empeño de los profesores Julio Valdeón, Joseph Pérez y Santos Juliá de abordar una obra de síntesis para un público no especializado, es decir, para aquellos lectores que buscan un manual que ofrezca una buena panorámica.

Desde un magisterio recono

cido en los distintos periodos históricos, Valdeón (Antigua y Media), Pérez (Moderna) y Juliá (Contemporánea) intentan presentar una obra con un carácter enciclopédico, un estilo ameno y un enfoque que no se limita sólo a la macrohistoria, sino que abunda en aspectos de la cultura, la economía o los usos sociales. Al margen del formidable esfuerzo de síntesis y de amenidad -que sólo puede lograrse a partir de un conocimiento exhaustivo de la historia que se relata-, los tres profesores procuran no reducir el devenir de España a concepciones metafísicas ni mucho menos a "unidades de destino en lo universal", como se enseñó en escuelas y universidades durante mucho tiempo con una filosofía imperial que todavía perdura.

Para subrayar la amplitud de miras de los autores del libro, baste reseñar el comentario que Joseph Pérez incluye para definir el decisivo tránsito de la Casa de Austria a los Borbones a comienzos del siglo XVIII: "Con los Borbones, España inicia una nueva etapa de su destino histórico. Esta España ya no es una España plural, como lo era en tiempos de los Austrias. Pero, a cambio, está más y mejor vertebrada". Toda una muestra de objetividad y ausencia de prejuicios en dos frases.

Por todo ello, cuando en tantas ocasiones los muchos damnificados por la deficiente enseñanza de la historia preguntan por un buen manual, ustedes pueden recomendar el de Valdeón, Pérez y Juliá sin temor a defraudar a los posibles lectores.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS