Entrevista:MUNICIPIOS TURÍSTICOS | ALMONTE

"Me avergonzaría la extinción del lince"

Francisco Bella apuesta por construir cuatro carriles para llegar a la playa sin atascos

El atropello de dos linces ibéricos en carreteras del entorno de Doñana en las últimas semanas de julio y el reiterado problema de los atascos en la vía que discurre desde Almonte a la playa de Matalascañas (3.500 habitantes en invierno y 120.000 en época estival) han reabierto un verano más el debate sobre la movilidad en la comarca. Hasta la fecha se han pronunciado todos, cada cual por separado: ecologistas, empresarios, colectivos vecinales, la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves y la propia ministra del ramo, Cristina Narbona, que se ha dirigido a la Dirección General de Tráfico (DGT) para analizar la posibilidad de reducir la velocidad en esa vía. El alcalde de Almonte (Huelva), Francisco Bella, (1962, Almonte) afirmó ayer que "no se puede generar un debate ficticio cada vez que se registra un accidente y después olvidarlo hasta que ocurra otra desgracia".

Pregunta. ¿Qué atractivos posee la playa de Matalascañas?

Respuesta. Empieza a configurarse como una ciudad turística de primer orden, que acoge a visitantes que quieren conocer El Rocío Doñana y Almonte. El núcleo posee 50 kilómetros de playa virgen, como no hay ya en Europa.

P. ¿Cómo se comporta el turista con Doñana?

R. Ya nadie discute que el espacio protegido es un elemento positivo. Este año contamos con el programa Matalascañas conoce Doñana, a través del cual un visitante puede integrarse en la reserva natural con excursiones. El objetivo radica en potenciar los valores ambientales y hacer ver al turista que está rodeado por un paisaje de alto valor ecológico.

P. ¿Qué crecimiento ha tenido la urbanización en estos años?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Teníamos cerrado el desarrollo urbanístico desde hace tiempo, cuando decidimos no construir ni un metro cuadrado más de los que estaban previstos en el Plan Parcial de Matalascañas. En su día se obvió la ampliación del plan turístico de Costa Doñana, que constituye hoy por hoy un fantasma del pasado. En dos años se ha abierto un hotel más, pequeño y de carácter familiar. Contamos con licencias para algunos proyectos hoteleros más dentro de los cánones del desarrollo sostenible.

P. ¿Es Matalascañas una playa de turistas sevillanos?

R. Es, por encima de todo, un núcleo familiar que ha acogido tradicionalmente a visitantes de provincias limítrofes como Sevilla, pero que ahora también proceden de Extremadura y otras ciudades del país e, incluso, europeas.

P. Los atascos en la carretera de Almonte a Matalascañas son la cantinela de cada verano. ¿Se puede hacer algo?

R. Es un asunto no resuelto aún. Tenemos que hablar de la movilidad de la comarca sin miedo y con sinceridad. Contamos con unos elementos que comportan ventajas e inconvenientes: hay mucha gente que viene en verano y un movimiento de especies protegidas importante. La solución no puede ser sectorial, sino integral. Creo que Doñana es un ecosistema social y debe haber un acuerdo entre las partes para que esto funcione y no abrir debates ficticios.

P. Hay quien ha dicho que usted es contrario a la posición de la Junta de no construir una autovía por esa carretera.

R. Nunca he hablado de autovía ni de autopista, sino de cuatro carriles. El asunto forma parte del aspecto socioeconómico de esa vía de comunicación. Personalmente, me daría vergüenza que mi generación contara a las venideras que fuimos los culpables de que se extinguiera el lince. Entiendo una cosa y la otra. Todo hay que ponerlo sobre la mesa. La sostenibilidad no pasa sólo por la conservación a ultranza del medio natural, sino también por que el entorno proporcione bienestar a los ciudadanos.

P. ¿Considera que la Junta ha actuado con lentitud en esto?

R. Hay un paréntesis que no sabemos por cuánto tiempo se prolongará, mientras el Ministerio de Medio Ambiente traspasa las competencias a la consejería del ramo. Confío en que esa pausa administrativa concluya pronto y las decisiones que afectan a Doñana se aborden con agilidad.

P. Se le ha vinculado, a través de su cuñado, al caso Malaya por un hotel en El Rocío.

R. La casa sigue ahí y no ha pasado absolutamente nada. Son cuestiones mediáticas que aprovechan determinados grupos políticos que no saben hacer otra actividad que la del desprestigio a costa de todo. Confío en que los ciudadanos sepan diferenciar lo que es un trabajo serio y riguroso de la falacia y la mentira.

P. Un lugar para contemplar una puesta de sol.

R. Hay un rincón maravilloso que se encuentra pasado el camping de Matalascañas y el Médano del Asperillo en el que uno se sumerge en un estado sideral. Es de un valor incalculable. Resulta impresionante ver desde ese punto la duna fósil, como si uno descubriera el mundo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS