El Consistorio de Leganés adjudica 16 parcelas para pisos a un ex concejal de Urbanismo metido a constructor

El Ayuntamiento de Leganés (PSOE e IU) adjudicó en el último pleno municipal del mes de julio un total de 16 parcelas de suelo municipal -una superficie de 3.399 metros cuadrados- a la empresa Pardo Eresma.

Esta empresa es propiedad del ex concejal socialista de Urbanismo de Leganés, y ahora constructor, Isidoro Herrero. El PP y el partido independiente Unión por Leganés (Uleg) han acusado al consistorio de "favoritismo" hacia Isidoro Herrero. Ambos partidos políticos han exigido al equipo de gobierno que informe públicamente de los criterios que se han seguido para la adjudicación de los terrenos.

El concejal de Urbanismo, Florencio Izquierdo, defendió la "transparencia" del concurso, al que se presentaron tres empresas. "El concurso fue ganado por la empresa que cumplía mejor los requisitos", aseguró Izquierdo. Las parcelas están ubicadas en una zona de Leganés conocida como Vereda de Estudiantes, y allí la empresa Pardo Eresma tiene previsto construir viviendas unifamiliares. "No entendemos cómo el Ayuntamiento promueve la construcción de viviendas que van a costar 600.000 euros, cuando existen 14.000 personas en el municipio que necesitan un piso de protección oficial", criticó la portavoz del PP, Guadalupe Bragado.

Isidoro Herrero participa como empresario en distintas promociones urbanísticas en Leganés, en zonas como Arroyo Culebro. También es el promotor de una residencia geriátrica en el municipio. Fue concejal del PSOE desde 1986 hasta 1999.

Perales de Tajuña

Además, Ecologistas en Acción denunció ayer ante la Confederación Hidrográfica del Tajo las pretensiones del Ayuntamiento de Perales de Tajuña (a 42 kilómetros de Madrid y gobernado por el PP) de construir 1.132 viviendas, de las que unas 250 "serán levantadas sobre una zona que se inunda periódicamente". Este municipio situado en el valle del río Tajuña tiene una vega utilizada tradicionalmente para el cultivo de frutales y productos de huerta "que se inunda periódicamente y que una o dos veces cada siglo se vuelve catastrófica". En esa zona, según los ecologistas, es donde pretende construir los pisos el consistorio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los ecologistas señalan en este caso que la Ley de Aguas establece que cualquier actuación sobre zonas inundables debe contar con la autorización de la confederación hidrográfica. La asociación advierte además de que urbanizar las zonas inundables "provoca un fuerte impacto ambiental al alterar la dinámica natural de ríos y arroyos".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS