Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Valencia anda sobrada de marcas

Los socialistas critican que la nueva imagen de promoción de la ciudad lanzada por el PP no despega y compite con otros lemas

Demasiadas marcas, demasiado corazón abrazado al nombre de Valencia. La ciudad se promociona con una gama de lemas que es "incomprensible" tras el lanzamiento de Vive Valencia, una nueva imagen con "corazón" que la Generalitat y el Ayuntamiento, gobernados por el PP, pretenden unir a los eventos culturales de la Copa del América y extender después al resto de la oferta turística. La marca anunciada en junio no despega, no palpita.

Así lo ve el concejal socialista Vicente Inglada, que ayer puso ejemplos de la "descoordinación y falta de coherencia" en la que, en su opinión, ha caído la proyección de la ciudad. "Una marca tiene que ser algo visible y coherente para todo el discurso que se quiere lanzar", afirmó Inglada. Los dos corazones que dibujan las letras de Vive Valencia, sin embargo, conviven con otros eslóganes, de modo que se perjudica al sector turístico, según el concejal.

Hay cierta querencia por los corazones en la imagen de Valencia, que sigue la senda de Nueva York o Barcelona, por citar dos casos. Además de su presencia en la nueva marca, el símbolo del amor envuelve el nombre de la ciudad en Valencia en el corazón, una campaña que ha costado 130.000 euros y se dirige a los "amantes del Mediterráneo". En el exterior, explicó Inglada, Valencia Turismo Convention Bureau, dependiente del Consistorio, sigue vendiendo la ciudad con la marca VLC, al tiempo que otra promoción del Ayuntamiento, identificada sólo con el escudo municipal, proclama que Valencia bien vale tu presencia. Una publicidad en la que se han invertido 20.000 euros. La Generalitat, mientras, recurre a una brújula para poner Rumbo a Valencia con una guía turística publicitada con la palmera de la Comunitat Valenciana.

Entre tanta diversidad y ausencia "de planteamientos comunes" de las administraciones del PP y las concejalías municipales, de Vive Valencia "aún no se sabe nada". El PP anunció una inversión de 450.000 euros para su lanzamiento a través de la sociedad pública Valencia Estrategia, Promoción e Imagen, creada por Ayuntamiento y Generalitat para ligar la ciudad a la Copa del América de 2007. Con el evento a la vuelta de la esquina, para Inglada la marca es "un capricho" del anterior portavoz del Consell, Esteban González Pons, y la alcaldesa, Rita Barberá, que sirve para "justificar" que promocionan Valencia por la cita deportiva, cuando la promoción exterior está en manos de Turespaña. "¿Si es para los grandes acontecimientos, por qué no se usó la marca para la visita del Papa? ¿A qué esperan?", preguntó Inglada.

"La mejor prueba de que la política turística de la ciudad es la adecuada son los resultados de la misma", defendió el teniente de alcalde, Alfonso Grau. "Si de verdad existiera esa falta de coordinación, los resultados no serían los que son", enfatizó el edil del PP antes de marcar la habitual distancia con el mandato socialista en el Ayuntamiento y recordar que entonces un cartel a la entrada de la Valencia anunciaba que podía "visitarse en hora y media". Demasiado para el corazón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de agosto de 2006