_
_
_
_

La ocupación hotelera en Alicante cae un 6% porque hay más plazas

Las pernoctaciones crecen un 7,5% en la primera quincena de julio

El incremento de la oferta hotelera en Alicante -las plazas han crecido un 20% en sólo 12 meses- ha provocado que los índices de ocupación en la primera quincena de julio desciendan un 6% respecto al mismo periodo del año anterior pese a que el número de pernoctaciones creció un 7,5%. La patronal opina que los resultados son positivos, pero reclama la celebración de eventos que atraigan visitantes a la ciudad.

Los establecimientos hoteleros de la ciudad de Alicante registraron una ocupación media del 75,7% en la primera quincena del mes, seis puntos menos que en 2005, según los datos difundidos ayer por la Asociación Provincial de Hoteles (APHA), que atribuyó este descenso al aumento en el número de plazas disponibles en el municipio. Entre el 1 y el 15 de julio, Alicante alcanzó las 84.000 pernoctaciones, frente a las 78.000 del mismo período de 2005.

"La lectura tiene que ser positiva. Alicante sigue siendo una apuesta seria para muchas cadenas hoteleras", subrayó el gerente de APHA, Vicente Marhuenda, en referencia a la reciente apertura de nuevos complejos por parte de firmas como Hesperia o NH. Marhuenda, no obstante, admitió que las cifras son mejorables y, en este contexto, calificó de "determinante" que los responsables políticos y empresariales se esfuercen por conseguir que la ciudad acoja "eventos de cualquier índole" que contribuyan a elevar el número de visitas, algo que beneficiaría "a todos los sectores empresariales". En julio de 2005, Alicante fue el escenario de los Juegos Médicos, a los que asistieron unas 4.000 personas. "Con una estancia media de 10 días, suponen 40.000 pernoctaciones", incidió Marhuenda.

En el resto de la provincia, los hoteles han alcanzado unos índices de ocupación muy similares a los del ejercicio anterior. Así ha sucedido en El Campello (73,7%) o Santa Pola (73,4%). Elche, con un 67,5%, ha sufrido un "ligero retroceso" que el gerente de APHA considera "puntual, porque la ciudad está llevando a cabo una buena promoción turística, teniendo en cuenta que también ha aumentado la oferta de plazas".

Las previsiones de la patronal para la segunda quincena del mes apuntan a una ocupación del 80% en Alicante y de un 60% en Elche, En el mes de agosto, la capital de provincia tendría cubiertas más del 75% de las plazas, mientras que los hoteles ilicitanos se situarían en torno al 65%. En El Campello, Santa Pola y Sant Joan, el porcentaje se elevaría hasta el 80%, de acuerdo con las estimaciones de APHA.

Los datos, en cualquier caso, están lejos de los registrados durante la primera quincena de julio en los hoteles de Benidorm, con un 88,7% de ocupación, dos puntos por encima de la cifra de 2005, según informó la Asociación Empresarial de Hostelería de Benidorm y la Costa Blanca (Hosbec).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Mucho menos optimistas se muestran los hosteleros de Gandia, que ayer alertaron de un mal inicio de campaña. La Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Safor (Asemhtsa) realizó ayer un balance del primer mes y medio de campaña estival. Periodo en el que se han registrado resultados más negativos que en años anteriores y en el que el perfil más característico del visitante recibido oscila entre 25 años y 45 años y tiene un nivel adquisitivo "medio o medio-bajo". Los empresarios alertaron de que las estancias cada vez son más corta, el gasto medio no crece y la presencia de extranjeros es escasa.

Sobre el turismo internacional también habló ayer el portavoz de Turismo del Grupo Socialista, Francesc Colomer, quien exigió que el Consell averigüe las causas de la caída de visitantes foráneos en el primer semestre (mientras crece los demás destinos del Mediterráneo español). Colomer exigió al ejecutivo autonómico que deje "de hacer victimismo contra el Gobierno central" y logre "un cambio radical de las políticas turísticas que aplica el PP en la Comunidad Valenciana".

Por otro lado, y relacionado con el gasto turístico, un informe sobre las compañías de bajo coste en 2005 publicado esta semana por el Ministerio de Industria asegura que el viajero que llega a través de esta fórmula gasta menos que el que viaja en líneas aéreas tradicionales y se hospeda menos en hoteles, por ejemplo. El informe indica que Manises fue el aeropuerto español en el que más creció el bajo coste, sin tener en cuenta aquellos que iniciaron su actividad. La fuerza que el bajo coste ha logrado en los dos aeropuertos valencianos se evidencia también en el hecho de que sólo El Altet aglutine el 12,2% de las llegadas a España con este tipo de vuelos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_