_
_
_
_
Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Kurt Kreuger, actor

Se especializó en papeles de nazi en los años cuarenta

Kurt Kreuger, actor suizo-alemán afincado en Hollywood desde los años cuarenta, falleció el pasado día 12 en Los Ángeles, a los 89 años. A lo largo de su carrera, Kreuger participó en más de cincuenta películas y alcanzó una notable popularidad como intérprete de oficiales alemanes en todo tipo de filmes, en especial durante la década de los cuarenta. Su marcado acento jugó en su favor a la hora de recibir contratos, pero también le encasilló de modo casi inevitable; por otro lado, su belleza cortante y sus ojos afilados le convirtieron en un actor popular y admirado por las fans.

Kreuger nació en Michenberg, Alemania, el 23 de julio de 1916, y se crió en la localidad suiza de Saint Moritz. Su padre, un alemán rígido y disciplinado, siempre intentaría frenar la pasión de su hijo por los viajes y por el mundo del espectáculo; de hecho, Kreuger estudió ciencias económicas en Londres y en la Universidad neoyorquina de Columbia. Pero pronto abandonó esos territorios para trabajar como agente de viajes; su admiración por Estados Unidos hizo que se convirtiera en ciudadano norteamericano en 1944. Por entonces ya había debutado en las tablas de Broadway en 1941, con un pequeño personaje en Candle in the wind, junto a la actriz Helen Hayes.

Entre 1940 y 1943 llegaría a participar sin acreditar hasta en 11 películas, siempre interpretando minúsculos papeles; su imponente presencia, sus rasgos y su acento ya le situaban como actor idóneo para encarnar a oficiales alemanes. Su primera interpretación con presencia en los títulos de crédito fue en el mediocre drama bélico, Secret Service in darkest Africa (1943), pero pronto su personalidad comenzó a despuntar y participa en varias películas más que notables, como Sahara (1943), de Zoltan Korda, y Mademoiselle Fifi (1944), de Robert Wise.

En pocas ocasiones pudo Kreuger abandonar su habitual encasillamiento: una de ellas llegó en 1948, de la mano del gran Preston Sturges, quien lo contrató como secundario para su inolvidable comedia Infielmente tuyo, en la que se codeó con Rex Harrison y Linda Darnell.

Tras una disputa contractual, Kreuger abandonó Estados Unidos en 1955 para trabajar en Europa, donde se le presentaría la gran oportunidad de actuar en un filme del maestro Roberto Rossellini, La paura (1954). Tras sufrir un serio accidente de automóvil regresó a Estados Unidos en 1955; pronto sería reclamado por Hollywood para enfundarse de nuevo el uniforme alemán en el espléndido drama bélico Duelo en el Atlántico Norte (1957), dirigido por Dick Powell y protagonizado por Robert Mitchum y Curd Jürgens.

Tras sufrir la notable decepción de que Marlon Brando obtuviese el papel al que él optaba en Los jóvenes leones (1958), de Edward Dmytryk, Kurt Kreuger se refugió en producciones televisivas durante la década de los sesenta, aunque aún aportase ocasionalmente notables participaciones cinematográficas, como una contundente intervención en el drama La matanza del día de San Valentín (1967), uno de los filmes de culto de Roger Corman. Kreuger se jubiló oficialmente en 1970 y se retiró a su hogar de Beverly Hills, en California.

Kurt Kreuger.
Kurt Kreuger.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_