Tres policías ingresan en prisión por abusos sexuales a inmigrantes internas en Málaga

Las mujeres declaran que los agentes hacían "fiestas con alcohol" en el centro de extranjeros

El turno de noche del Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga está bajo sospecha. Tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) ingresaron ayer en prisión por supuestos abusos sexuales a cuatro inmigrantes. Las mujeres declararon a la juez que dos agentes organizaban "fiestas nocturnas con alcohol, música y baile" en las que las sometían a tocamientos y abusos. Otros cuatro policías están en libertad con cargos por no haberlo impedido. "Son ellos quienes han recibido amenazas", aseguran los sindicatos policiales responsables de la defensa, que recurrirán la decisión judicial.

Más información
Una agente fija y otra de apoyo custodian de día el centro
Un lugar con pocos amigos

Tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía ingresaron ayer por la mañana en la prisión de Alhaurín de la Torre acusados de haber abusado sexualmente de varias mujeres del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Málaga. También están imputados por atentar contra la integridad moral y por omisión del deber de impedir delitos.

El juzgado de Instrucción número 9 decretó la libertad provisional para los otros tres agentes que la Comisaría provincial puso a disposición judicial el sábado tras detectar "presuntas irregularidades" en el turno de noche del CIE. Están imputados por omisión del deber de impedir delitos. El jefe del turno, que no llegó a pasar a disposición judicial, también ha sido imputado por omisión. Está en libertad provisional con obligación de comparecer en el juzgado.

Los cinco agentes más veteranos, con más de 25 años de servicio, trabajan en el CIE. Los dos más jóvenes se dedican a la radio patrulla y acudían como refuerzo cuando eran requeridos por el 091, según fuentes sindicales. Uno de ellos permanece en prisión y otro está en libertad con cargos.

Las declaraciones se alargaron más de siete horas, hasta pasadas las cinco de la madrugada de ayer. La juez llamó primero a seis internas -tres ucranias, dos brasileñas y una marroquí- que declararon como testigos protegidos. Cuatro afirmaron haber participado en "fiestas nocturnas" en las instalaciones del centro los días 3, 8, 13 y 18 de julio, según Jesús María Ureña, abogado de oficio encargado de la acusación particular.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En los encuentros había "alcohol, baile y música", según las internas. Indicaron que sufrieron tocamientos y abusos por parte de los agentes, que les hacían "regalos", como botes de perfume, a cambio de los supuestos favores sexuales. Las mujeres señalaron a dos de los tres agentes ingresados en prisión como los supuestos "organizadores" de los encuentros. Las otras dos llamadas a declarar indicaron que conocían las fiestas pero que no habían participado.

Expulsiones suspendidas

Las inmigrantes están "nerviosas y con miedo de ser identificadas por los policías", afirmó su abogado, que indicó que "en principio" se ha suspendido la tramitación de sus órdenes de expulsión y han vuelto al CIE. La ley establece una estancia máxima de 40 días en los centros de internamiento.

También fueron aportadas como pruebas tres fotografías tomadas por una de las internas con un teléfono móvil, en las que aparecen varios agentes cenando con las inmigrantes. Después fueron interrogados los agentes, que "negaron" las acusaciones, según Manuel Beaín, del Sindicato Unificado de Policía (SUP). Beaín aseguró que "son los agentes quienes reciben amenazas de algunas internas, como ya hemos denunciado muchas veces". El secretario del SUP, José Manuel Sánchez, aseguró en declaraciones a Efe que su sindicato ya había denunciado "pequeñas disfunciones en el servicio". Precisó que si los policías resultan culpables "son desalmados con uniforme". Aseguró que algunas inmigrantes "les provocaban", llamaban a los agentes para que entraran en la galería y "se quitaban la ropa".

Los abogados de las defensas, de tres sindicatos policiales, recurrirán hoy el auto de prisión, según Francisco Puertas, portavoz de la Unión Federal de Policía. "Todos quedarán en libertad en cuanto cese la presión mediática", añadió. Los representantes sindicales acompañaron a los familiares de los agentes en la puerta del juzgado hasta la madrugada. "No han hecho nada malo, sus propias familias les hemos dado a veces ropa usada para las internas que llegan sin nada", indicó la compañera de uno de los implicados.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, descartó en declaraciones a Efe que haya nuevas detenciones. "Lo destacable es que el propio sistema de control policial haya detectado la irregularidad de los policías, en igualdad ante la ley con el resto de ciudadanos", dijo.

La Plataforma de Solidaridad con los Inmigrantes de Málaga se personará como acusación popular. Han solicitado a la Subdelegación del Gobierno una entrevista con las internas. "Esto es consecuencia de la falta de transparencia que llevamos denunciando años", indicó un portavoz.

Fachada del Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga.
Fachada del Centro de Internamiento de Extranjeros de Málaga.JULIÁN ROJAS

Sobre la firma

Pilar Álvarez

Es jefa de Última Hora de EL PAÍS. Ha sido la primera corresponsal de género del periódico. Está especializada en temas sociales y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en este diario. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS